Domingo, 25 de Octubre 2020
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Paco Campos García
Doctor en Filosofía y Profesor de la UAL - 05/01/2014

AUTORITARISMO REMOLÓN

Almeria 24h
Compartir en Facebook


AUTORITARISMO REMOLÓN


PUBLICIDAD

El gobierno del PP nos cose a prohibiciones y después se hace el remolón. Rajoy, por ejemplo, no ha tenido, en esa rueda de prensa fin de año, ningún momento para arrostrar responsabilidades. Nos fríen a decretos y después nadie da la cara. Todo queda a merced del paso del tiempo. Y es que no da tiempo a reaccionar: cuando han terminado con la sanidad, empiezan con la educación, y después la reforma laboral, el derecho civil y la seguridad ciudadana, ahora con el aborto, la congelación salarial y el establecimiento del salario mínimo (645 euros, en Francia 1430 euros para el 2014); todo esto –el decretismo- es sólo el telón de fondo de una economía llevada desde las grandes empresas y la banca. Lo último, la subida de la luz.
El giro de tuerca va dejando gente, cada vez más, fuera del funcionamiento de la sociedad democrática. La exclusión social, obviamente, deja al individuo fuera de juego, fuera de la participación, porque llega el momento que lo que está en vigor, lo que queda sosteniéndose, ya no le afecta, y va quedando lentamente en la penuria (hay juguetes que anuncian en la tele que son inalcanzables para muchas familias –que el año pasado podían, por ejemplo). Sólo cierto sector de la clase media y la media alta están en la frontera entre la abundancia y la escasez y ven, a pesar de todo, cada vez más cerca el precipicio.
Mientras todo esto aumenta en progresión geométrica, va cristalizando una sociedad inerme que para nada se inmuta aun quedando gélida ante semejantes decisiones autoritarias. Y si hay un mínimo asomo de indisciplina en la calle, enseguida llegan los guardias, los grises de ahora, para repartir leña sin recato, lo mismo da mujeres que viejos. Total, una vergüenza. El comportamiento del gobierno con respecto a los derechos ciudadanos es calcado a los años postreros del franquismo. Al fin y al cabo son los hijos y nietos de aquéllos. Qué vamos a esperar de semejante gentuza. Me recuerda este gobierno al juego del abejorro: uno daba el palo y los demás se hacían los remolones… ¡fuuuu, fuuuu, fuuuu…!






 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h