Miercoles, 08 de Febrero 2023
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Francisco Góngora
Alcalde de El Ejido. PP - 26/02/2014

Garantes de este espacio de seguridad y libertad

Almeria 24h
Compartir en Facebook


Garantes de este espacio de seguridad y libertad

Francisco Gongora, alcalde El Ejido

PUBLICIDAD

No existe frontera geográfica que frene el hambre, ni barrera física que aguante el ansia de libertad, ni nada que delimite dónde una persona tiene o no derecho a vivir en condiciones dignas. Siempre que exista desigualdad económica entre territorios y regiones, pobreza y regímenes autoritarios, existirán flujos de inmigración hacia aquellos países donde las condiciones de vida se presumen mejores. Hoy son Ceuta y Melilla y mañana cualquier frontera que marque las diferencias entre ese bienestar tan ansiado y la miseria más absoluta.

Por eso precisamente no alcanzo a comprender a esos políticos que, por sacar rédito no sé de qué tipo, tratan de desenfocar el problema de la inmigración, obviando sus verdaderas causas e intentando buscar culpables en aquellos que, cumpliendo el mandato de la propia Constitución, velan por la seguridad para evitar la vulnerabilidad de nuestras fronteras.

Señores, no se puede ser hipócrita ni demagogo, ni tratar de hacer política con este asunto de Estado y, sobre todo, no se puede convertir en sospechosos o culpables a los miembros de la Guardia Civil y a los efectivos que, garantes de la seguridad, protegen nuestras fronteras sufriendo a diario el drama de la inmigración irregular, porque no perdamos de vista que detrás de ésta se hallan personas desesperadas, pero también organizaciones criminales que se benefician de este drama social.

Sin embargo, si bien debemos tener presente esta cruel y trágica realidad, no obviemos la importancia de salvaguardar este espacio de seguridad y libertad en el que convivimos, destacando en este sentido que no sólo se trata de proteger la frontera española, sino de garantizar los controles de acceso a la Unión Europea por el sur, lo que convierte a España en uno de los principales destinos de los flujos migratorios, concentrándose en Ceuta y Melilla los mayores focos de presión migratoria, sin olvidar tampoco la presión que también soporta nuestra propia costa almeriense.

Pero, hagan un ejercicio de memoria conmigo. ¿Se han parado a pensar cuántas imágenes recordamos los españoles de actuaciones de la Guardia Civil salvando vidas? ¿Cuántas veces hemos visto a estos miembros de la Benemérita en sus patrulleras rescatando a inmigrantes en situaciones límites? ¿Cuántas veces han puesto en riesgo sus propias vidas para rescatar del mar a inmigrantes sin reparar jamás en su situación irregular y sin importarles raza, color, condición, religión o sexo? Detrás de esos uniformes existe alma, humanidad y sentimientos, pero, sobre todo, un verdadero sentido de servicio a la ciudadanía.

Por el contrario, en lo que sí debemos intensificar los esfuerzos es en acabar con las mafias que trafican con seres humanos, llevándoles en ocasiones a situaciones tan al límite que se ven obligados a saltar las vallas en condiciones extremas.

Es prioritario, por tanto, consensuar una política de inmigración efectiva, justa y solidaria para que no se vuelvan a repetir tragedias como la de Ceuta y, por ello, hay que procurar orientar la gestión del fenómeno migratorio hacia una inmigración que sea siempre legal y ordenada y que, en cualquier caso, esté siempre vinculada a la capacidad de empleabilidad de los países receptores, puesto que convendrán conmigo en que el trabajo es fuente y recurso que dignifica las condiciones sociales de la persona y lo que le permite obtener su independencia y el acceso a los recursos del Estado para situarnos a todos en un mismo plano de igualdad. Sin embargo, y teniendo en cuenta esta realidad con la que luchamos -con cerca de seis millones de personas buscando un empleo- parece lógico afirmar que la demanda actual de mano de obra inmigrante en nuestro país no es la de años atrás.

En este contexto, uno de los aspectos en cuyo estudio y análisis creo que sí debería profundizarse está relacionado con la cuestión de si los países del norte de África aspiran a convertirse en un modelo de desarrollo original, conducente a consolidarse con garantías para satisfacer las demandas y aspiraciones de sus poblaciones al bienestar, a la democracia y a la igualdad de oportunidades, de forma que ello disminuya la presión migratoria hacia el Norte.

Ahora bien, Bruselas debe reforzar los planes de cooperación contra la inmigración ilegal y, en esta línea, es necesario fortalecer los controles de las fronteras, como se ha venido haciendo, con proporcionalidad y pleno respeto hacia los derechos humanos, pero en lo que no hay duda es que la política en materia migratoria debe ser consensuada por todos los países comunitarios, tratando de resolver las causas principales de la inmigración -como la disparidad económica o la falta de oportunidades profesionales en los países del Sur- puesto que evidencian las principales causas de la presión migratoria hacia los países europeos.

En lo que parece que estamos todos de acuerdo es en la necesidad de luchar contra el crimen organizado y la inmigración irregular con el fin de que se pueda mantener y garantizar nuestro espacio común de seguridad y libertad, para que éste no se vulnere con tanta facilidad. Acciones que ahora nos resultan complejas y fácilmente susceptibles de crítica son, sin embargo, necesarias para salvaguardar la estabilidad y bienestar de nuestras sociedades y pasan, obligatoriamente, por la protección de nuestras fronteras. Por ello, respetemos el trabajo y la labor que desempeñan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ya que ellos son los verdaderos garantes de ese espacio de seguridad y libertad en el que convivimos todos.

Francisco Góngora, Alcalde de El Ejido






 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h