Viernes, 06 de Diciembre 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 20/01/2019

LAS URNAS SE QUEJAN

"Vengo de una noche oscura que no dejaba ver el destello de una urna aunque es cierto que esa otrora opacidad ha dejado paso a cierto resplandor lumínico para saber lo que me conviene"

Almeria 24h
Compartir en Facebook


LAS URNAS SE QUEJAN


PUBLICIDAD

Acudo a un mitin. Me siento y entrelazo mis manitas para escuchar confiado en la persona que sale a la palestra a desgranar un programa y prometer una trayectoria ilusionante/ apetecible. Posiblemente, habrá detalles, que de no cumplirse, puedo entender. Me hago cargo porque los imponderables terminaran por imponerse a las voluntades más firmes. Es posible que ese candidato luzca en su interior un caldero lleno de buenas intenciones y buena fe para que alguien, mas tarde, lo ponga en su sitio y le explique que las campañas son solo eso; campañas. Campañas donde se promete el oro (lo del moro, lo dejamos para otro día entretenido ellos en exterminar a la población saharaui)

Pero más allá de ese encuentro positivo con el político al que estas dispuesto a llegar, existe un tope/pega que no es posible traspasar sin sufrir arcadas/vómitos: el engaño por el engaño. El cuento chino planificado/prefabricado antes de subir al escenario. El escarnio elaborado desde el robo y el desahogo de nutrirse de sobresueldos. Los mil y un abusos derivados del cargo y en el propio beneficio. Aumentarse el sueldo sin consuelo cuando la gente rebusca para encontrar una esperanza que nunca llega. Enchufes permanentes a familia y amigotes. Todas esas prácticas amasadas de que hacen gala los sinvergüenzas: Los exploradores/arqueólogos de poltronas. Los que hacen sus mentiras públicas. Los que tienen la facultad del olvido ante el Juez o se niegan a declarar.

Pero eso sí, ahí sentado, con las manitas entrelazadas en plan rogativa - como temiendo algo me salpique que - me entra la duda si estaré ante una nueva patraña o en esta ocasión soy capaz de digerir sin sobresaltos ese discurso tan esperanzador. Quisiera creer: me gustaría olvidar el pasado reciente, poner la ilusión en el voto…, aunque ya sé lo que hay al otro lado de los sistemas democráticos; cosa que me alarma. Soy consciente de que la imperfección de los sistemas políticos se multiplica por un millón cuando caen en manos de los corruptos.

Me debato en qué hacer: Vengo de una noche oscura que no dejaba ver el destello de una urna aunque es cierto que esa otrora opacidad ha dejado paso a cierto resplandor lumínico para saber lo que me conviene y es mi lucha por que haya algo mejor que un candidato con “dossier dirigido” incluido. Sé que hay una forma más transparente de explicar a la gente con palabras que esa gente entiende. Candidatos que no nos prometen/ofrecen con interesado/sospechoso empeño pasar de la indigencia a la opulencia. Que reclaman con insistencias la ayuda de todos ya que el camino a seguir, no es precisamente un remanso de intenciones. Llevan la palabra a los más desprotegidos con debida comprensión.

Tienen elaborado un sistema para acabar con un neoliberalismo en su fase más destructiva y salvaje que desde el 2.007 nos está endeudando hasta las cejas. Es lo que llamo el voto útil. La utilidad de ese voto que significa entrar en combate contra especuladores/traficantes de nuestro andar por la vida anclando a nuestra sociedad en depender exclusivamente de ellos muy cuidadosos de que siempre estemos en continua hipoteca económica/social. Para los que presumen del progreso mientas hay gente que grita en silencio. Que esta encadenada a la impotencia de cambiar algo. Ante ello, el voto útil es una alternativa sin tacha/tregua de regeneración. Sensata y libre de corrupción. Una sociedad moderna excluyendo a los “chutes” de cargos. Limpia y transparente.

Es significativo explicar cuando se produce el voto inútil: Ese voto dirigido y aclamado por entidades religiosas deseosos que la Fe siga siendo la que llene sus alforjas y no caigan en la tentativa de votar a entes que son capaces de menguarlas. Votar a políticos que son de sobras conocidos cuyas promesas ya caen de nuevo en la reiteración. Los que ya no convencen con el resplandor de sus apellidos pero tienen la propiedad de empujar hacia las urnas a personas que dependen de una forma u otra de ellos. Los que papeletas en mano, son dirigidos/obligados para no perder su puesto de trabajo.

El voto inútil: Los que siempre han sido adiestrados a votar a los mismos aun sabiendo que el intercambio de sillones se van a hacer a sus espaldas y su voto es un cheque en blanco utilizado en su contra. Los que han usurpado/robado sus derechos y encima les votan unas veces por amenazas y otras por temor a perder la comodidad de que los dejen como están.

-La cosa es grave: Es la desesperación que me pueda producir de que vuelva a ver de nuevo el mapa de España teñido de azul. Asumo la penitencia de los parados pero, ¿Qué pasa? ¿Qué todos los trabajadores patrios también se adornan con esa bandolera azul? ¿Cómo es posible que un trabajador por cuenta ajena y bajo nómina de hambre, exponga su sonrisa de satisfacción azulada? ¿Quién vota a su verdugo? ¿Es que se ha estancado tanto nuestra mentalidad que aun dudamos del bando a que acogernos? ¿Es que los que piensan en cierta estabilidad sin sorpresas no entiende de que lo que se trata es de que ellos sigan estables, motor necesario para desestabilizar sus derechos? (*)

Juan Marcelo

(*)Un “cariñoso” saludo a todos los que votaron a Vox




12/01/2019 - .Almería - La cara dura de la política


10/01/2019 - .Almería - Ni un paso atrás


07/01/2019 - .Almería - Eres "deejay" si...


05/01/2019 - .Almería - USO LIMPIEZA VIARIA. Queridos Reyes Magos




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h