Sabado, 23 de Octubre 2021
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 17/08/2020

CARA DE PANTALLA

Y es que, sea como sea, lo cierto es que queda mucha tela por cortar mientras no descubran la vacuna respecto a vencer al indócil virus. Nos queda mucha conciencia colectiva y cognición para desterrarla

Almeria 24h
Compartir en Facebook


CARA DE PANTALLA


PUBLICIDAD

El virus procedente de la ciudad china de Wuhan, que allá a principios del presente 2020 se extendió por todo el planeta y al que nadie vio venir, sigue, al parecer, campando a sus anchas y como surja su persistencia, no tenemos más remedio que imponerle la Cruz laureada de San Fernando y hasta peregrina en el Camino de Santiago acompañada de Santiago Abascal que sabe mucho del camino a recorrer.

Cuesta creer cómo este enemigo invisible ha cambiado nuestras rutinas anteriores, con -entre otros- distancias de seguridad; continuos lavados de manos, uso de mascarillas y geles antisépticos, así como con el conocimiento al dedillo de las diversas fases del recién pasado estado de confinamiento que ha servido para hacernos más obesos, más tontos y a algunos, mas imbéciles.

Pues bien, hoy día y a la vista de los últimos datos registrados se confirma que nuestro País se acerca al paradigma de contagiados por segundo día consecutivo, por lo que Sanidad ha reconocido poder estar sufriendo un segundo rebrote, o bien, que el virus - viendo la poca dedicación que tenemos en nuestra cruzada con ella – se ha fortalecido.

Y es que, sea como sea, lo cierto es que queda mucha tela por cortar mientras no descubran la vacuna respecto a vencer al indócil virus. Nos queda mucha conciencia colectiva y cognición para desterrarla.

Ahora ya no recuerdo lo que estaba haciendo dos minutos antes, como pensar en el caminar que me resulta todo cuesta arriba. Recuerdo muchísimas cosas desde antes de Marzo donde alguien escribía; “siempre hay una mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que me queda, me gustaría decirte cuanto te quiero” Pues eso. Recuerdo a un amigo, nos vemos en la calle y me dice “No sabía qué hacerse viejo fuese tan duro”“Oiga Doctor, que hace falta para llegar bien a los cien años” y me contesta; “pues cuidarse bien desde los noventa y nueve” Lo que creo que nos pasa es que los abuelos anteriores trabajaban para el presente, pero no tenían este ron ron y marabunta de tantas cosas y casos a la vez. La vida era más apacible: Hoy te levantas y a correr: Lo tuyo, lo de los hijos y los nietos etc. obligaciones que solo de ordenar tantas cosas a la vez ya es un trabajo de horas extraordinarias.

Cuando yo salía a comprar ya iba directamente a lo que necesitaba, hoy, compro lo que no necesito. En los barrios de la ciudad, estaban el Alcalde, el Cura y la Guardia Civil que lo sabían todo y coincidían en recordarme que un hombre pelmazo es un hombre que cuando le preguntas como está, va y encima te lo explica. Ahora es diferente. Te levantas por la mañana desayunas frente a la TV y, en media hora ya puedes ver que pasa en la pantalla, Tres veces como está el tiempo. Cuatro veces lo que hablan del coronavirus, F. Simón y a Iglesias, más cuatro o cinco locutoras, todos y todas informándonos.

Si a esto le añadimos la publicidad y la estafa de Cofidis… tertulianos intentando convencer, se hace una empanada que marea. Estará bien, pero se nos hace cansina esta vida ten ajetreada y confusa…, la edad ya no está para tantos cuentos. Al trabajo lo llaman virtud los que no tienen que trabajar. Todos deseamos llegar a viejos, pero el estilo de vida es un concepto sociológico que define -entre otros- los pensamientos y creencias, intereses y opiniones, así como comportamientos y conductas de cada uno de los seres humanos, fachas excluidos.

Conforme a la opinión de los expertos, los cambios que las personas han experimentado en esta era tan sumamente digital que nos ha tocado vivir, sobre todo, desde el inicio del presente siglo XXI han sido espectaculares que nos ha rebasado. Pues bien, junto al lado incuestionablemente positivo que nos hace avanzar una enormidad en prácticamente todos los campos del saber a los que ya saben, presenta, al mismo tiempo, otro negativo, que puede afectar directamente a nuestra salud, por el exceso de horas que pasamos frente al ordenador, tableta o móvil y cuando vemos en pantalla las UCI, rellenas, nos ponemos las mascarilla no vaya a ser que el virus nos esté esperando en el pasillo o se haya trasladado a nuestro Disco Duro.

Y es que, ese peligroso contacto - del que no se salva ningún sector de nuestra sociedad desde que nos levantamos hasta que nos acostamos - bien puede causarnos un doble grave daño; tanto a la capa más interna de nuestro globo ocular, como es nuestra retina, como también a nuestra delicada piel además de convertirnos a todos y cada uno de nosotros la faz que tenemos ahora por una cara de pantalla aunque intentemos ocultarla detrás de una mascarilla.


Juan Marcelo




07/08/2020 - .Almería - La naturaleza amenazada de Almería


01/08/2020 - .Almería - Amar en tiempos de pandemia


29/07/2020 - .Almería - Pacto COVID


26/07/2020 - .Almería - Moreno Bonilla cierra la Cruz Roja




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h