Viernes, 02 de Diciembre 2022
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Ramón Bogas Crespo
La mirada de la Fe - 05/06/2022

EJEMPLO DE NADA

Estoy harto de esas personas de discursos grandilocuentes, y luego en la vida cotidiana se echan la mejor tajada y se colocan muy adentro de la mesa para no “poder” llevar los platos a la cocina

Almeria 24h
Compartir en Facebook


EJEMPLO DE NADA


PUBLICIDAD

Llegó el circo a la pequeña ciudad de provincias. Ante la insistencia de sus hijos, el padre decidió darles el gusto. ¿Cuánto cuesta?, preguntó el “sufrido” padre. El taquillero le informa: “Diez euros para los adultos, cinco para mayores de seis años y gratis para los más pequeños”. ¿Qué edad tienen sus hijos? –“Siete el mayor y tres el menor. Así que serían quince euros”, contestó el padre. Sorprendido el taquillero le preguntó: “¿Es que le sobra a usted el dinero? Podría haberme dicho que el mayor tenía seis y nadie se hubiera dado cuenta”. Y el padre, mirando a sus hijos, contestó: “Pero ellos, SI”.

Un pequeño gesto y un gran ejemplo para los pequeños. Y de eso me gustaría hablaros hoy. Cuando la sociedad y la iglesia me hablan de ejemplaridad, me pongo a temblar porque no soy coherente en casi nada y creo que me molesta la gente que dice serlo. En una reflexión serena, voy a intentar daros algunas pistas sobre cómo entiendo yo eso del testimonio y la ejemplaridad.

Lo primero que se me ocurre es que tiene que comenzar en cosas pequeñas (como la del padre de nuestra historia). Estoy harto de esas personas de discursos grandilocuentes, y luego en la vida cotidiana se echan la mejor tajada y se colocan muy adentro de la mesa para no “poder” llevar los platos a la cocina. Seamos ejemplo, pero en la vida sencilla, en esas cosas que ve la gente que vive a tu alrededor. Ahí se juegan las grandes batallas de la coherencia, y no en la defensa de grandes utopías.

En segundo lugar, un testimonio “frágil”. Reconocer que estamos en camino, que todavía nos falta mucho para ser ejemplo de nada. Que fallamos, que somos débiles, que a veces damos pasos y otras retrocedemos. Ahí andamos todos, caminando entre muchas dudas, infidelidades e incoherencias.

Dialogante pero valiente. No es necesario aguar nuestros valores y creencias por quedar bien. Sin imponer, desde el respeto al otro que piensa distinto, debemos exponer de forma serena y entendible (pero firme al mismo tiempo) lo que somos o pretendernos vivir y creer.

Me dejo para el final lo más importante (solo para creyentes). El buen testimonio es el que sale de modo natural, no el que necesita de ímprobos esfuerzos. Igual que al enamorado se le nota en la “carita” que le pasa algo bonito, así deberíamos ser los cristianos. El testimonio cristiano nace como consecuencia de un DON PREVIO RECIBIDO. Se deja entrever en la mirada y en los gestos. Si tenemos que forzar mucho, si cuesta horrores, seguramente, nos falta renovar ese encuentro “fundante”, ese amor previo e incondicional.

Se va el Jefe después de la Ascensión y nos deja una buena papeleta: “Sed mis testigos”. Y a mí me siguen temblando las piernas. Porque conozco mi barro y sé que no soy ejemplo de casi nada. Eso sí, seguiré contigo, confiaré en que puedo ser, si Tú me inspiras, humilde instrumento. Solo así, Señor. Que ya sabes lo “burro” que soy.

Ramón Bogas Crespo

Director de comunicación el obispado de Almería




03/06/2022 - .Almería - Movilidad frente a inmovilismo


03/06/2022 - .Almería - NO EN MI NOMBRE


30/05/2022 - .Almería - LA HORA DE ANDALUCÍA


29/05/2022 - .Almería - El Cañarete, oportunidad para el decrecimiento




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h