Lunes, 06 de Febrero 2023
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Ramón Bogas Crespo
La mirada de la Fe - 16/10/2022

UNO DE DIEZ

PEDIR y DAR GRACIAS. Según lo que predomine en nuestra vida, seremos de una manera o de otra

Almeria 24h
Compartir en Facebook


UNO DE DIEZ


PUBLICIDAD

Recuerdo de niño la “tortura” a la que nos sometían nuestras madres. Cuando la tita o la vecina te regalaban algo, siempre te miraban fijamente y te decían: “¿Qué se dice?” (poned el tono vosotros) y con desgana contestabas: “GRACIAS”. Parecía que te costaba la misma vida decir esa dichosa palabra. Y fíjate por donde, de mayores nos sucede lo mismo. Si tuviéramos que calcular la proporción de veces en las que pedimos cosas a nuestras parejas, amigos, compañeros de trabajo, sanitarios… y las veces que les damos las gracias, nos daríamos cuenta de que, en el fondo, somos como aquel niño que le costaba Dios y ayuda pronunciar esa palabra.

PEDIR y DAR GRACIAS. Según lo que predomine en nuestra vida, seremos de una manera o de otra. La persona en la que prevalece el pedir suele tener algo egocéntrico; vive siempre centrada en su propia necesidad. Es la que se cree “con derecho a todo”. Siempre exigiendo porque “se lo ha ganado”. El agradecido, en cambio, vive la vida como un regalo, como una alabanza. Sale de sí y reconoce todo lo recibido, la gracia inmerecida, la grandeza de los otros.

El otro día leíamos los 10 leprosos. De ellos, como sabéis, solo uno se volvió para agradecer a Jesús la curación. Y pensaba: “Qué poco hemos cambiado”. En 2000 años la misma proporción: uno de cada 10. Por eso hoy te invito a agradecer, para ir poco a poco subvirtiendo esa perversa proporción.

Hago mi lista: Gracias por el pasado. Por el cariño recibido, por el profesor de lengua que me animó a la lectura, por todos aquellos que echo de menos, pero que me han enseñado lo que soy. Por el cura joven que me hizo enamorarme de Jesús, por el colega de aventuras, por las risas con mis primas.

Gracias también por el presente. Por el trozo de bizcocho que me ha regalado Rosario. Por la agenda de mi teléfono cargada de gente “bonica”, por el Whatsapp diario de mi grupo preferido, por la gente de mi parroquia pendiente de todo, por mi trabajo estimulante, por el vino compartido con los amigos.

Y gracias por el futuro. Aunque no sepa qué me deparará, A pesar de que soy consciente de que me quedan muchas montañas que escalar, mi fe me ha enseñado a pronunciar la palabra “CONFIANZA”. Y por eso no temo, porque algo me dice que estarás siempre conmigo y nunca dejarás que enfrente solo mis peligros.

Ya he hecho mi lista de agradecimientos. Ahora te toca a tí poner tus nombres y motivos para dar gracias. Rellenar ese catálogo de dones inmerecidos, de gente linda que te quiere, de paisajes hermosos que te han regalado, de esa fe (a veces débil) que te hace saber que estás en buenas manos. Si, amigo, vamos a llenar este mundo de GRACIAS, para que un día cambiemos ese injusto UNO DE DIEZ.

Ramón Bogas Crespo

Director de la oficina de comunicación del obispado de Almería




09/10/2022 - .Almería - El espíritu de Momo frente a la crisis climática


04/10/2022 - .Almería - Con la nueva ley se podrá expulsar a los okupas en 48 horas


03/10/2022 - .Almería - Remunicipalizar Almería


02/10/2022 - .Almería - AÚN QUEDAN TRENES POR LLEGAR




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h