Viernes, 20 de Septiembre 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Paco Campos García
Doctor en Filosofía y Profesor de la UAL - 13/04/2014

LA MOSQUITA MUERTA Y SOR EVANGELINA

Almeria 24h
Compartir en Facebook


LA MOSQUITA MUERTA Y SOR EVANGELINA


PUBLICIDAD

El ministro Gallardón da el pego. Desde que lo vi engolado y con la voz ahuecada me pareció falso desde el principio, poco natural y reaccionario por los cuatro costados, meapilas y reservón. Ha hecho de la justicia un instrumento de poder que, aunque siempre lo fue, ahora lo es de forma descarada y chulesca. Es como si se propusiera Gallardón ganar indulgencias plenarias por perseguir a demócratas y laicos; como si el Señor le tuviera reservado un sitio en el más allá para en él ser contemplado como martillo de herejes y defensor de las costumbres cristianas. El ministro acaba de sacar, sin consensuar, una ley sobre la instrucción judicial en la que politiza desde la justicia los casos peliagudos, tipo Gürtel, y promueve disensiones dentro mismo del seno del fiat. Además incorpora como aforados a los reyes y príncipes, por si no teníamos ya suficiente con la ley de seguridad, la supresión de la justicia universal y la del aborto. Todo una perla este ministro, que con esa cara de papa frita parece no haber roto un plato, y sin embargo nos ha situado al borde del abismo y sin credulidad internacional en el ámbito de la justicia, todo esto si es que no hemos olvidado ser un país democrático y occidental (del Atlántico Norte).
El esperpento nacional se alarga en los espejos valleinclanescos con la aparición en escena de Esperancita Aguirre, siempre con esa risita de pepona y esos ojos embaucadores. Dice doña Espe que quieren aprovecharse de ella para hacerse fotos y así rajar a gusto. Y eso no lo aguanta. Es más, está dispuesta a denunciar a los que la persiguieron hasta su casa, por abuso de poder y comportamiento machista. Bueno, bueno, todo eso está muy bien, pero lo grave que se desprende del suceso de Callao es que cuando la Aguirre llega a su casa, hay allí dos guardias civiles a los que tiene como protección. Esto es, los ciudadanos de a pie le pagamos a esta señora su seguridad. Dos funcionarios del Estado se dedican a protegerla, sin ella tener cargo público alguno, que sería lo mínimo para tener guardia gratis. Pese a todo, ella, en los casos apurados, como este de la multa, tiene por costumbre para dar muestras contundentes, evocar a Sor Evangelina, una preceptora que tuvo en su niñez. Dice Esperanza que ella nunca puede equivocarse porque la educó Sor Evangelina, y el Evangelio es infalible.




06/04/2014 - .Almería - ¿CAFÉ CON LECHE MANIFESTÓDROMO IN PLAZA MAYOR?


06/04/2014 - .Almería - EL SEXO Y LAS ARRUGAS


06/04/2014 - .Almería - Bien está lo que bien acaba


06/04/2014 - .Almería - EL ESTILO DE DIOS




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h