Jueves, 22 de Agosto 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 28/12/2014

EL MINISTRO

Almeria 24h
Compartir en Facebook


EL MINISTRO


PUBLICIDAD

(El apócrifo libro, “Como ganar unas Elecciones Municipales con promesas que no se piensan cumplir” desentraña varias facetas que ilustran de manera clara y evidente los manejos y artimañas que afloran para conseguir el voto. Parte desde la amenaza hasta bolsas de comidas. Desde un lavabo de sesera hasta la gratuidad en una sauna. A ellas, se les seduce exclamando con admiración lo delgada que esta. A ellos con un puesto de trabajo en la limpieza del pueblo. Todo vale para condicionar sus caminos a las urnas)


Entradas muy pronunciadas en los laterales de las sienes. Sesentón y encima haciendo gala de ello. El, siempre tenia que llevar la voz cantante. Dejaba hablar a los demás esperando el momento propicio para intervenir. Una vez tomada posesión de la palabra, no toleraba ninguna intromisión. Toda la vida entre camiones, seguía con la idea fija de tener una oportunidad para ser ministro. “El ramo que me endosen – condescendía – es lo menos importante” El quería ser ministro y de hecho, seguía litografiando sus camiones con el logotipo de “el ministro No en vano, trabajando con su bañera, lucia una especie de corbata negra que afianzaba sus ilusiones desplegando cierto señorío.

Se acabo la campaña frutícola y servidor, no habiendo descifrado todavía la palabra vacaciones, me ofrecí a cubrir los dos meses de paro para hacerle el servicio con el trailer/frigorífico el trayecto de El Ejido –Aarus, (Dinamarca)

Un mes mas tarde, los seis conductores de la Empresa, recibimos la orden de estar lo antes posible en el pueblo debido a que la Campaña para las Elecciones Municipales estaba cercana y nuestro jefe, el “ministro” se presentaba a ella y quería que asistiéramos al primer discurso e hiciéramos actos de presencia. “Simplemente para hacer masa” – nos dijo el mismo– “Traeros toda la gente que podáis” – sugirió. “Es el primer paso para obtener una Cartera” – sentencio gozoso e ilusionado

Uno a uno, de diferentes sitios, fuimos llegando al pueblo. Todos los chóferes, nos personamos en la Sala de Cultura de la localidad acompañados de nuestras esposas, niños y algún despistado que se dejo seducir por el encanto oratorio del “ministro”. Pudimos observar que antes de empezar las charlas, la sala se había llenado de gente expectante ya que dos de los oradores, eran conocidos del pueblo pero el “ministro” era la primera vez que se dirigía al público.

- ¡A ver con que nos salta este! – era la frase mas escuchada.

La salutación correspondió al propuesto por el Partido como futurible alcalde. Expuso su programa, y en mente de todos, entresacábamos la conclusión – debido al panorama tan idílico que presentaba – de que iba a cambiar el mundo.

Una vez terminada su proclama, abandono el estrado y se dirigió al Asesor de Imagen y le guiño un ojo. El Asesor, levanto el pulgar de la mano derecha en señal de un OK aprobativo. Seguidamente, le toco el turno al Coordinador de la Campaña que quería decir una palabras antes de que subiera al estrado el “ministro” Agradeció la asistencia y demando el voto para el propuesto como primer edil. Termino su particular arenga amenazando a los asistentes que el voto a la izquierda, significaba más sacrificios y penurias por lo tanto, mas de lo mismo. “Vosotros veréis” “Aun estáis a tiempo”

Al terminar su plática, tuvo el detalle de bajar los brazos de los micros ya que el próximo en la oratoria era el “ministro” y era más bajito.

El “ministro” se ajusto el nudo de su corbata y con paso firme se dirigió al estrado:

- Queridos vecinos: Aun no he podido saber realmente con cuantas simpatías cuento pero los que me conocen, saben de mi honradez y honestidad. Los que no me conocen, aun están a tiempo y hasta les tolero que pisen mi huerto. Quiero hacerles participe de mi lucha. Toda mi vida encaminada a ser ministro de una puta vez. No es una quimera ni una ilusión. No olvidéis de los que empezaron muy abajo y ahora están en la cúspide. Acordaros de Amancio Ortega que empezó vendiendo calzoncillos en los mercadillos.

(Hizo una pausa que aprovecho para beber un trago de agua y aclarase la voz)

La gente, se removía inquieta en los asientos expectantes esperando a ver en que acababa la cosa. Mientras, nosotros, sus empleados, permanecíamos tranquilos y serenos. Ya le conocíamos.

- Se nos ha achacado e intoxicado con perversa intención a la opinión publica – prosiguió el meritorio orador – ser poco condescendientes con la minorías de desviados sexuales. Pues bien: yo desde aquí, desde mi cerro, os puedo asegurar y hasta confirmar que mi Partido, el PP, siempre ha defendido a los colectivos tanto de maricones como de tortilleras. (Sic) Ese sambenito que nos colgáis de que somos contrarios a esos grupos de mórbidos/as elementos, no da credibilidad a nuestra forma de ser y sentir. La prueba la tenéis en mis empleados que están aquí presentes acompañados de sus respectivas esposas. Ellos y ellas, pueden decir a viva voz lo condescendiente que soy en esa faceta.

(Pausa: Fumador empedernido, tuvo que hacer otra pausa)

Desde la última fila de la sala, se podía escuchar la voz del Asesor de Imagen suplicando al responsable de Organización. ¡¡¡Córtalo!!! ¡¡¡Córtalo!!!

A todo ello, - mientras convencían al “ministro” que no había mas tiempo y le retiraron los micrófonos – tanto nosotros, los empleados, como nuestras mujeres, nos mirábamos con un halo de sospecha y recelo realmente dramático. No sabíamos que entre nosotros había alguien con cierta tendencia sexual ni que nuestras mujeres sean propensas a algún rasgo de accesible lesbianismo.



El “ministro” y su discurso, había obrado el “milagro” de que entre sus empleados, nadie este a salvo. Lo que antes eran abrazos entre compañeros y besos cariñosos en encuentro a través de muchos kilómetros recorridos, ahora se puede – gracias al “ministro” – convertir en un panorama de sospechoso e innato apetito sexual personal. “Nos ha jodido la vida…” – comentaba Alfonso con pesar.

El ministro, se encaminaba hacia la salida cuando se dio cuenta que sus conductores y esposas nos habíamos apiñados en paciente espera. Gestos agrios y perversas miradas hacia el promotor del desafortunado discurso.

- ¿Que pasa? ¿A que vienen esas caras? – se extraño el “ministro”

- ¿Qué que pasa…? – conteste furibundo – Que lo único que nos hubieras exigido al entrar en la reunión era que nos pusiéramos una margarita en una oreja y nuestras mujeres con camisa a cuadros y el pelo a lo Garzon. ¿No te das cuenta de cómo nos miraba la gente? ¿No te das cuenta en el lío que nos ha metido? ¿De donde has sacado que nosotros somos entendidos, estamos familiarizados, o somos componentes de los colectivos tanto de Gays como de Lesbianas?

- ¡Nos has jodido la convivencia! - apunto Álvaro con su dedo al “ministro”

- Vale, - reconoció el brillante orador -– Me he pasado y como penitencia, os prometo que no os llamare para la próxima charla que pienso dar en el Tanatorio Local. El Asesor de Imagen me ha asegurado que allí triunfare. Respeto a vosotros: ¡Que sois todos muy machos y vuestras mujeres son dulces gacelas! ¿vale? Zanjemos la cuestión.



El PP, curiosamente, gano las elecciones en ese pueblo. Todas las mañanas, se puede contemplar al “ministro”, corbata negra mal anudada al cuello de la camisa dirigirse hacia su despacho, ubicado en el sótano del Consistorio, como Concejal de Contenedores y Basuras. Ya esta mas cerca de la ansiada Cartera. Es posible que con la edad que tiene, no llegue a ella pero a tesón y terquedad, no le gana nadie.

Por lo tanto, no seria de extrañar que unos días antes de su óbito, exprese su deseo que a la lápida le den la forma de una cartera con la consiguiente leyenda: “Me quede sin Cartera pero he desplegado mi estela, como buen político, de mi esplendida oratoria…”

Asimismo: Los recordatorios de sus empleados, no se harían esperar:

“Tus empleados y sus mujeres que no encuentran la forma de olvidarte y se hayan inmersos en continuas terapias de identidad”



Juan Marcelo




26/12/2014 - .Almería - Conmemoremos, pero no celebremos


26/12/2014 - .Almería - Rehabilitación del Casco Histórico de Almería y Creación de Empleo


25/12/2014 - .Almería - Mensaje de Navidad de Mons. Adolfo González Montes, Obispo de Almería


25/12/2014 - .Almería - El Día del Pendón




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h