Lunes, 24 de Febrero 2020
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 05/01/2020

EN PELOTAS VIVAS

Parece ser que cada vez estamos más cerca de que nos sean trasplantados a los humanos los órganos del cerdo

Almeria 24h
Compartir en Facebook


EN PELOTAS VIVAS


PUBLICIDAD

Vivimos en la grandísima y dramática contradicción de luchar por descubrir nuevas posibilidades para mantenernos con vida y, al mismo tiempo, alimentamos y cebamos guerras y barbaries que destruyen a las personas sin que las victimas alcancen a conocer el porqué, pero si en drásticos conocimientos de sus posteriores consecuencias.
Recuerdo a mis ancestros árabes que me aconsejaban que no mirara fijamente a un cerdo, animal inmundo, porque era capaz de seducirte, y más, si encima te sonríe al verte. ¡Que es capaz de invitarte a bailar con él, los Suspiros de España! ¡Craso error!

Parece ser que cada vez estamos más cerca de que nos sean trasplantados a los humanos los órganos del cerdo llamado gocho en el argot astur, guarro en Castilla, chino en Andalucía, Chato en Murcia o Caracuto en la Audiencia Nacional. El cerdo, cuya carcajada la tengo presidiendo mi mesita de noche suplantando a Cristina Cifuentes, otrora, fuente de mi inspiración y deseo, parece ser que es aprovechable para implantarse a los órganos humanos por su fácil acoplamiento anti rechazo. No equidistamos mucho de ellos, excepto su sonrisa donde estudiosos cultivan su acercamiento a nuestro devenir social. Se trata de un animal aprovechable 100% y hasta sus andares son copiados en los Pases de Modelos.

Es el contorno humano donde la OMS ya deja a la libre conciencia lo que uno se mete en el cuerpo. Secuela fidedigna, gracias al cerdo, para seguir viviendo con todas las piezas en su sitio. Pienso que no hay mejor paradoja para tanta chulería del “homo sapiens” como corre, desarrolla y se desenvuelve por ahí cuando debe su existencia al hígado de un cerdo, un riñón, una medula ósea…, o sea, que gracias a él, Celia Villalobos, puede pregonar que a sus 80 años, “estará divina de la muerte” muy dada ella a visitar pocilgas.

La noticia entre cerdos y humanos, ha sido publicada por la revista científica médica, The Lancet, que después de conocer nuestras genéticas con las Mosca del Vinagre -donde nuestro orgullo y vanidad como ser humano, nos deja en pelotas viva - estamos en disposición de que el cerdo no sea un insulto sino una realidad. Tranquilos; no es que nos vayan a poner el rostro de un cerdo para ir por la calle, pero seguramente aprovecharemos tejidos porcino a la hora de mover andrajos o músculos faciales sin que aflore la genuina sonrisa del cerdo. Esto, nos llevaría a deber nuestras sonrisa a un guarro o que pasaríamos a tener una mueca desagradable sin la seductora sonrisa de él. Naturalmente, obviando la sonrisa de la Mosca de Vinagre donde científicos todavía no la han descifrado y en ello están aunque compartamos los mismos genes. (Tiempo habrá en descubrir de que se ríen las Moscas del Vinagre que no la de nosotros…, constantemente avinagrados.)

No puedo ocultar mi satisfacción que ante estos hechos, y empiezo a mirar a los guarros con más afecto y consideración. (En Guarromán, Jaén, detuve mi Volvo-480 en un área de servicio, Andamur, viendo como un camión transportaba cerdos en ínfimas condiciones y con 13 TV para adormecerlos y me rebele ante el camionero aduciendo que algunos de ellos, podría accionar mi ancestral fogosidad alarmantemente dormitada y sin acordes respuestas aunque sea a través de un fugaz gruñido, (la picha de un cerdo, a cierta edad, no es desdeñable ) Deberíamos de tratar a los guarros con más cariño aunque no puedan disimular lo feo que son. (Ya sabemos que el hombre y el oso, cuando más feo…, peor para él…)Tratarlos como si fueran parte de nosotros. Puede ser que la confirmación científica en el aporte orgánico humano, deje de martirizarnos de que el jamón nos ha salido salado. Hay algo más: La sonrisa de contribuir a que el deterioro de nuestro organismo se quede estable y en perfecto funcionamiento con sus piezas y sus órganos: Un guarro para mantenernos vivos.

En cualquier caso, nunca será lo mismo llevar los órganos implantados de un puerco por ser un autentico cerdo y encima, con tirantes. Puedes llevar un riñón de un cerdo si necesidad de gruñir por las esquinas denotando tu presencia pseudo-artificial. Puedes cometer acto criminal sin implantes y salgas en portadas como noticias del día en este País donde las noticias son ya autenticas cerdadas Defraudas millones y tienes la precaución de no dejar el olor a cuchitril dentro del Juzgado, Exoneras de causa y motivos a cerdos de dos patas que eximen el águila negra usurpando la genuina sonrisa del cerdo… o a un “Chicle” convertido en víctima. Respeto: Mucho respeto a los cerdos en que siempre van con la cabeza agachada, avergonzados, y que no es precisamente por tener una madre tan cerda.

Siempre hay una esperanza e igual me cuelo en mis divagaciones: Con el cerdo, no tengo dudas: Suelo adivinar - después de pasarme dos meses entre cabras - de que se ríen.


Juan Marcelo




01/01/2020 - .España - 2020: 10+1 desafíos


29/12/2019 - .España - NAVIDAD CHIN…CHIN


25/12/2019 - .España - Viajeros al tren. Próxima parada, Navidad


22/12/2019 - .España - KRATCHUNA 2019 NAVIDAD DE 2019




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h