Miercoles, 08 de Abril 2020
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 23/02/2020

PIERNAS NEGOCIABLES

Vivimos en una sociedad carente de respeto en que un partido de futbol, acciona el virus del despropósito, la barbarie y el desatino en algunos que llevan la camiseta que dice defender con bufanda incluida

Almeria 24h
Compartir en Facebook


PIERNAS NEGOCIABLES


PUBLICIDAD

En el Club de segunda B, Endesa-Andorra, teníamos un entrenador que aseguraba que había jugado en el Castellón; Elche y Celta de Vigo. Este entrenador, que había suplido al anterior, De las Heras, portero retirado del Zaragoza, tenía un topo entre sus filas técnicas. Era el encargado de – acercándose sigilosamente al entrenador rival – se dedicaba a escuchar sus estrategias y chivarle al nuestro sus consignas y sugerencias a sus jugadores. Los cambios y consejos que realizaba y posesiones en el campo. Seguidamente, le decía y soplaba al oído a nuestro entrenador las órdenes que había decidido el entrenador del equipo rival.

-…Míster: Que intenta sacar a un centro campista para no dejar hueco en el centro del campo y que los carrileros suban a mitad del campo para surtir de balones mediante centros al área a nuestros delanteros.

- Bien…bien – contestaba nuestro entrenador - Ahora sacamos al Marcelo que parece que ni en infantiles da la talla y sacaremos a Dávila para sujetarlo…, mientras, acércate al Marcelo por si en el banquillo bebe mucha agua: Es de resaca continuada… (Le preguntaba a mi entrenador porque siempre yo y me contestaba que no había nadie más para suplir)

Siempre era la oveja negra de las decisiones del entrenador contrario por lo tanto, cuando veía calentar a alguien del equipo rival siempre buscaba la sombra ya que sabía que el damnificado/ perjudicado volvía a ser yo recabando una botella de agua para paliar el mal trago del cambio al que consideraba injusto aunque reconocía que me pasaba el encuentro mirándome la camiseta para que no se arrugara.

El sponsor económico era ENDESA y se desconocía que en un futuro el equipo podía ser de un árabe oliendo a petróleo y perfecto vendedor de humos desconociendo que lo que manda en el futbol son sus resultados y que no es un simple negocio. Hablo, hoy en día, de un Málaga, Almería o el Español de Barcelona donde la aportación del dinero importado del Golfo Pérsico acciona en los aficionados un sentimiento de alcanzar la cúspide soñada y después mueren congelados como está sucediendo. Que el futbol no es un sorteo con papeletas incluidas de una rifa de un coche o un jamón. Que hay un entrañable sentimiento de ver ganador a tu equipo sorteando avatares negativos que conlleva la competición como un mal arbitraje o jugadores fichados a golpe de cheques que motiva a su afición y después resultan que son los clásicos paquetes que no arriesgan piernas. Que se ponen la venda antes de que aparezca la herida. Poco podemos hacer en esta factoría el futbol los aficionados por mucho que la directiva y añadidos de aportación económica intente hacer que creamos que en este equipo arengando y exhiba cierto colorido en las gradas motivando a sus jugadores y que debido a una mala gestión la afición no se le eche encima.

Por otra parte, tenemos a aficionados que aparte de no entender de futbol, van dispuestos, en un alarde cobarde, iniciativas a defenestrar al jugador rival de raza negra al que tildan de macaco, chimpancé y otras lindezas dignas de mente homófoba, racista y violentos ostentando su calaña y haciendo participe a su Club a través de daños colaterales de hacer cómplice a esa directiva que no es capaz de domesticar a esos energúmenos que se alían en grupos para martirizar al jugador que lleva coletas, se tiñe el pelo o se lo rapa. Grupos de vándalos que tienen que ir acompañados por furgones de policía. Que se permiten en sus calles pintadas de odio a la población que visitan cuando su equipo juega allí.

Vivimos en una sociedad carente de respeto en que un partido de futbol, acciona el virus del despropósito, la barbarie y el desatino en algunos que llevan la camiseta que dice defender con bufanda incluida. Hay algo que huele de nauseabundo olor en este deporte y que tiene la propiedad de contagiar al resto en que no hace mucho, aplaudía al rival y mostraba sus respetos.

Quedamos admirando a jugadores de raza negra de la NBA americana. Su fortaleza en la competición; su solidez, aguante, energía y resistencia digna de su raza y sin embargo vemos a un futbolista del mismo color y tratamos de anularle con gestos y frases para alterarle y anularle cuando está demostrando que él ha llegado donde esos que lo criminalizan nunca podría hacerles sombra.

Se nos va de la mano el mayor negocio que existe en nuestro País mientras haya energúmenos que vayan al futbol a depositar la ira almacenada que no le han permitido en su casa. Desfogan su cólera y su infortunio vivencial en la gradas de un estadio buscando un protagonismo que dicen que les niega la sociedad. Son los títeres de sus íntimas frustraciones. La “new-age” de las gradas. (El futbol se nos va de las manos mientras haya “capellanes” del “pin parental” deportivo dominando el cotarro en continua doctrina)

Juan Marcelo




22/02/2020 - .Almería - El Cable, las cartas y Google


16/02/2020 - .Almería - PLANTEAMIENTOS Y ACTITUDES EN LA EVANGELIZACIÓN (II)


16/02/2020 - .Almería - DIATRIBAS


16/02/2020 - .Almería - U.D. Almería y los vendedores de humo




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h