Martes, 11 de Agosto 2020
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Victoriano Montoya Villegas
Comentario Bíblico - 15/06/2020

CUERPO Y SANGRE DE CRISTO

Visus, tactus, gustus in te fallitur

Almeria 24h
Compartir en Facebook


CUERPO Y SANGRE DE CRISTO


PUBLICIDAD

Una de las mentes más brillantes que hayan existido en la historia de la humanidad, que supo conjugar fe y ciencia, antiguo y nuevo, oriente y occidente, fue capaz de unir, al mismo tiempo, el conocimiento más agudo con la delicadeza espiritual más fina. Su obra escrita es monumental, tanto que es necesaria una vida de dedicación al estudio para abarcarla. Pero es en sus composiciones poéticas donde, de manera magistral, fue capaz de unir ciencia, piedad y belleza. Fue Santo Tomás de Aquino quien escribió: “Visus, tactus, gustus in te fallitur,/ sed auditu solo tuto creditur./ Credo quidquid dixit Dei Filius:/ Nil hoc verbo Veritatis verius.” (De Ti, se equivocan la vista, el tacto, el gusto;/ pero basta el oído para creer con firmeza;/ creo todo lo que ha dicho el Hijo de Dios:/ nada es más verdadero que esta Palabra de verdad).

Cuando hablamos de la Eucaristía, del Cuerpo y la Sangre del Señor, es posible pensar que nos encontramos ante uno de esos grandes misterios divinos que escapan a la mente humana. Ciertamente, afirmar que Jesucristo está verdadera y realmente presente bajo es aspecto de un poco de pan ácimo y un poco de vino, exige un acto de fe. Pero no entendido como aceptación ciega de palabras ajenas a nuestra realidad. Se trata de confianza. Confiar en que las palabras de Jesús: “yo estaré con vosotros todos los días…”, son auténticas. Adorar a Cristo en el Santísimo Sacramento es un acto de confianza.

En el fragmento del evangelio de san Juan que hoy leemos, Jesucristo se presenta como el auténtico pan vivo que ha bajado del cielo y se ha convertido en prenda de vida eterna para todos los que lo reciban. Cristo se ha hecho hombre para hacernos partícipes de la vida divina; para entregarnos aquel don que nosotros, seres humanos, jamás hubiésemos podido alcanzar por nuestras fuerzas, a pesar de nuestros haberes y saberes. La vida que Dios nos ofrece en Cristo no solo es plenitud de vida para el presente, sino semilla de vida eterna.

El sueño de todo ser humano es poder superar la gran limitación que se presenta en nuestra existencia; la muerte. Tanto la muerte física como la existencia sin sentido. Ante este anhelo profundamente humano, Dios no se ha mantenido distante, sino que, compartiendo nuestra misma vida, nos ha rescatado del triste destino que nos habíamos forjado con nuestra lejanía de Él. Participar de la Eucaristía es recibir la vida misma de Dios. Es confiar en que todo lo que nos ha prometido Jesucristo no son palabras vacías, sino roca firme sobre la que merece la pena construir toda la vida.

Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar. ¡Sea, por siempre, bendito y alabado!

Victoriano Montoya Villegas




14/06/2020 - .Almería - Desnudar un santo para vestir otro


12/06/2020 - .Almería - Maestros en mar de colores


07/06/2020 - .Almería - ANALIZANDO NUESTRO TIEMPO ECLESIAL (III)


07/06/2020 - .Almería - LO PEOR ES LO MEJOR




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h