Viernes, 22 de Octubre 2021
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 22/11/2020

DOÑA NAVIDAD CONFINADA

"Iba componiendo mis canciones a través de pastillas cuando de pronto, me surge una nebulosa maligna tipo Cardenal Rouco Valera, y me encuentro en una pandemia que dio al traste todas mis innovaciones musicales"

Almeria 24h
Compartir en Facebook


DOÑA NAVIDAD CONFINADA


PUBLICIDAD

…y entonces, por recomendación de mi amiga, Navidad Confinada, me atreví a que me operaran en el Hospital de Grandes Resoluciones el Toyo de una hernia discal que no se sabía si era un LP o un Álbum recopilatorio de grandes éxitos. Reconozco que quedé muy satisfecho de la apoteosis final y saludando a mis adictos entusiastas cirujanos, salí del recinto aclamado bajo consejo que dejara los conciertos en directo por un tiempo.

Dos años después, empecé a sangrar por el ombligo y lo deje pasar pensando en mi próxima actuación en el Hospital Virgen de las Nieves porque tenía la aorta obturada debido a mi éxito con la canción de cigarrillos Benson & Hedges. Me recuperaron mis doctas amigas cardiólogas y una vez recuperada la vida sin exceso de actuaciones dignas de reseñar y que solo visitara la discográfica del Ambulatorio de Carboneras para entonarme con reconocimientos a mi labor musical y que fuera mi musa creativa en mis composiciones por su frecuencia a dicho lugar.

Muchas idas y venidas - guitarra en ristre - al citado Ambulatorio, me dejó aparcado en improvisaciones de acordes armónicos. Me faltaba cadencia en mi estilo así que me propuse crear un género musical acompasado, melódico y que no sea tipo José Luis Perales - que asocio muy mucho a que mi ombligo pudiera sangrar escuchándole - sea acorde a nuestro tiempo.

Complaciente con esta nueva trayectoria, fluía de mi un ritmo y tonalidad que me dejaba satisfecho hasta el colmo que me satisfacía recompensarme con aferrarme a mi botella de Jack Daniel,s y mirar de reojo como tentativa a mis cigarrillos Benson, últimamente olvidados, así que empecé de nuevo y emanaba de mi una cordura que también permanecía olvidada: No recurría a mis odiseas por el Ambulatorio y desterré los consejos de mis amigas cirujanas. Me encontraba muy bien y pensaba que los males son los que tienen los demás y a mí no me pasaría lo mismo simplemente porque era yo y las desgracias solo la tienen los demás.

Iba componiendo mis canciones a través de pastillas cuando de pronto, me surge una nebulosa maligna tipo Cardenal Rouco Valera, y me encuentro en una pandemia que dio al traste todas mis innovaciones musicales. Pandemia que me tiene sujeto a que cualquier molestia orgánica, que sienta y padezca, esa alarma interior de acudir a un Hospital - que debido a mi edad - no sabía si ingresaba de pie y después salía envuelto en cartón si sólo me dolía un huevo. Mientras: esa fiebre que sufrí el otro día oyendo a Santiago Abascal y su ultraderecha aprovechando algunos desordenes sociales. El Emérito con hormonas femeninas para disminuir su fogoso falo. El caso Kitchen que se está quedando en Chiquichen. Cristina Cifuentes de tertuliana. Mi amigo israelí, Menuhdo Mammón, notificándome su milicia para asediar aún más al pueblo palestino. El incentivar a un trabajador por llegar puntualmente a su trabajo. La República Saharaui, otra vez acorralada por Marruecos…

Todo eso, distorsiona y deforma mi espíritu creativo y me encuentro en la diatriba que no sé que es mejor…, o componer canciones o ponerme a cantar. (La última vez que cante, en un “cara”o “que” no me dejaron terminar y me dieron dos bofetadas cuyos asistentes exclamaron que estaba bien dadas, y a fe mía, sirvió para que me quitaran todas las tontería que llevaba encima) En la composición musical, afirmo que doy la talla y me he propuesto no visitar un Hospital que me deje aislado de mi ingenio idealizado. No es por nada: Simplemente que en este 2020 no existe enfermedades como el dolor muscular, botulismo, cáncer, lupo, demencia, fibrosis, hepatitis, afasia pulmonar y otras enfermedades raras pero algunas genéricas como ladillas borbónicas, y todas ellas, menos las ladillas, son asociadas al Covid-19.

Todas, parece ser, que son debido al génesis de esa pandemia que engloba, en algunos casos, hasta la idiotez reversible. (Nadie nos dirá que ha muerto por idiota sino por el Covid-19)

Lo cierto es que mi musa de la poesía, el Erato corporal y mi corazón de haberlas venir secundado por la inspiración y estímulo de Euterpe en su gestación de la viveza sonora, sobrevivo y puedo hasta “solfear” mi compromiso con un CD que la discográfica de Villanueva del Trabuco, ADSL (Autores dignos de ser Lapidados) ya me exige bajo contrato.

Juan Marcelo




25/10/2020 - .Carboneras - FINGIR LAS EMOCIONES


25/07/2020 - .Carboneras - Nueva vida a la central termica de Litoral de Almería


08/07/2020 - .Carboneras - El mineral de hierro, la cita del verano


08/05/2020 - .Carboneras - Caicedo…el ultimo eslabón…No, el primero en encadenar a Carboneras.




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h