Viernes, 23 de Abril 2021
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Victoriano Montoya Villegas
Comentario Bíblico - 06/12/2020

De pintar a reformar

DOMINGO II DE ADVIENTO

Almeria 24h
Compartir en Facebook


De pintar a reformar


PUBLICIDAD

Hoy en día es habitual oír hablar de «influencer». Se trata de personas que, nadie sabe bien porqué, son capaces de inclinar las decisiones de sus seguidores en una dirección u otra. Como ocurre en otras muchas realidades puramente humanas, estas personas fundamentan su éxito en crear ilusiones de felicidad. El problema surge cuando los seguidores de estos «influencer» quedan decepcionados al comprobar que nada es tan maravilloso como les habían prometido.

A diferencia de lo que no haría ningún creador de tendencias de la actualidad, el evangelio de san Marcos, cuyo comienzo escuchamos hoy, no «vende» falsas ilusiones de felicidad, sino que, de manera contundente, propone una forma de vida que nada tiene que ver con la divinización de la comodidad que hoy está tan extendida. Por boca de Juan el Bautista se anuncia que el cristiano debe vivir en actitud constante de conversión.

Estamos acostumbrados a oír hablar de conversión, quizá se podría decir que demasiado acostumbrados. El problema es que hemos reducido la idea de conversión a un pequeño esfuerzo que debemos realizar en determinados momentos puntuales del año, con ocasión de prepararnos a celebrar algún acontecimiento cristiano importante. En definitiva, hemos reducido la idea de conversión al esfuerzo por intentar depurar o mejorar una determinada actitud o comportamiento. Es decir, nos conformamos con poner un pequeño parche que nos sirva para ir tirando.

El bautismo que administraba Juan en el Jordán solo era la expresión externa que reflejaba una actitud interior; la conversión. Cuando el Bautista llama a la conversión, lo que está haciendo es proponer un nuevo modo de comprender la vida. No se trata de hacer alguna reforma, sino de construir de nuevo. Convertirse no consiste en cambiar las acciones o actitudes, sino en cambiar el corazón para que cambien los sentimientos, actitudes y acciones que nacen de él. Empeñarse en cambiar determinados comportamientos sin cambiar la raíz de la que nacen, es perder el tiempo, es comprobar que una y otra vez fracasamos, y caer en la desesperanza.

La conversión no es dar una mano de pintura a una superficie estropeada. Se trata de construir nuestra vida desde unos cimientos nuevos: los valores del Evangelio. El adviento no es tiempo para trabajar en nuestra conversión, sino que es el mejor tiempo para no estropear la obra de Dios en nosotros, igual que hizo la Virgen María. Solo cuando el cristiano deja que la acción de Dios vaya transformando su corazón, irá cambiando sus actitudes y acciones para vivir al modo de verdadero discípulo de Cristo.

Victoriano Montoya Villegas




02/12/2020 - .Almería - Maradona no era una persona cualquiera


01/12/2020 - .Almería - Lo otro de la Ley de educación


29/11/2020 - .Almería - ATERRIZANDO CON PROPUESTAS DE CONVERSIÓN PASTORAL (I)


29/11/2020 - .Almería - REGALO DE NAVIDAD




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h