Sabado, 27 de Noviembre 2021
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Jesús García Aiz
La Mirada de la Fe - 02/05/2021

LA CREACIÓN COMO TAREA (II)

«Por la fe, sabemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de manera que lo que se ve resultase de lo que no aparece» (Heb 11, 3)

Almeria 24h
Compartir en Facebook


LA CREACIÓN COMO TAREA (II)


PUBLICIDAD

Al hilo de nuestra reflexión anterior, en su célebre discurso ante el Areópago, san Pablo parte de la afirmación de que Dios ha hecho el mundo y todo lo que hay en él y ha creado de un solo principio todo el linaje humano (cf. Hch 17, 24-26). Tales presupuestos, admitidos por los griegos que le escuchan, le servirán para invitarles a superar la idolatría.

El mismo Pablo reconoce que también los paganos han podido llegar al conocimiento de Dios a partir de las obras creadas, que están ante sus ojos (cf. Rom 1, 19-20). Esa creación, por inanimada que parezca, se muestra solidaria con la suerte del ser humano. También ella aguarda ansiosamente la revelación de los hijos de Dios (cf. Rom 8, 19-20).

Es más, la creación misma revela el proyecto de Dios y la culminación de todo lo creado en Jesucristo, hasta que Dios sea «todo en todas las cosas» (1 Cor 15, 28). Así, para la fe cristiana la creación entera se centra en Jesucristo: «En él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra… todo fue creado por él y para él, él existe con anterioridad a todo y todo tiene en él su consistencia» (Col 1, 16-17).

De lo visible se puede llegar al Invisible, puesto que la creación es imagen del Creador: «Por la fe, sabemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de manera que lo que se ve resultase de lo que no aparece» (Heb 11, 3).

Si Dios ha creado el mundo, nunca se podrá afirmar que la creación es mala. Todo salió bueno de sus manos. Y bueno como es, todo lo creado ha sido confiado al ser humano para que lo cuide amorosa y responsablemente. El hombre es imagen de Dios por ser el «visir» de Dios, que atiende a la creación como Dios lo hubiera hecho y en su nombre.

De ahí la llamada a confiar en la providencia de Dios, que nada odia de cuanto ha creado, que cuida de las flores y de los pájaros, que invita al ser humano a colaborar con su trabajo en la obra inacabada y dinámica de la creación del mundo.

La afirmación de Dios como Creador constituye un punto fundamental para el diálogo moral con los creyentes de todas las religiones. Ahí se basa el reconocimiento de un orden ético anterior a las leyes y al consenso entre los seres humanos.

Y, por último, la fe en el Dios Creador y el aprecio por su creación nos ayuda a redescubrir nuestra responsabilidad ante el mundo, que es mantener el orden de lo creado, o dicho de otro modo: la creación como tarea. Hemos sido llamados no a dominarlo de forma arbitraria, sino a contener nuestra sed de dominio sobre él: a administrarlo con amor y «creatividad», con generosidad y visión de futuro. Así las cosas, nuestra «previsión» humana ha de colaborar humildemente con la «providencia» divina.

Jesús García Aiz




29/04/2021 - .Almería - Los agravios de Moreno Bonilla


26/04/2021 - .Almería - Poteger la costa frente al Cambio Climático


25/04/2021 - .Almería - LA CREACIÓN COMO TAREA (I)


25/04/2021 - .Almería - LA ORILLA SALVADORA




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h