Martes, 26 de Octubre 2021
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 15/08/2021

EL CARACOL

Nunca la humanidad ha seguido el reto de eliminar la desigualdad y buscar el camino que conlleva el acercamiento hacia clases menos privilegiadas buscando un núcleo que equilibre esa desigualad que está condenando al 48% de la población mundial

Almeria 24h
Compartir en Facebook


EL CARACOL


PUBLICIDAD

Acabo de leer un viejo libro de José Saramago, “La caverna” que te hace resaltar el pesimismo a cada línea que suelta. Recuerdo a mi profesor favorito, Cojonciano Ceropelotéz en una sesión, que fue debidamente taxativo cuando nos dijo que su amor siempre ha sido muy original…, similar a cuando contemplaba pacientemente y sin prisas el recorrido de un caracol en una mata. ” Soy consciente de que nunca pasa nada y a través de años venideros, por lo tanto, voy a considerar como normal todo lo que pase -nos decía- lo cual, es sinónimo de que nunca pasa nada que nos desorbite o preocupe. ¡Meteros en la mollera que nunca pasa nada! Ha habido guerras y seguirá habiendo contiendas. Luchas por el poder que conlleva el recuento de partidarios y la eliminación de contrarios. La ancestral homofobia de “talentos masculinos” eximiendo un poder imaginario muy cuidadosos en extenderlo. Los que acopian y hacen de su feudo inexpugnable un tótem para convertir en vasallos al resto.

Nunca la humanidad ha seguido el reto de eliminar la desigualdad y buscar el camino que conlleva el acercamiento hacia clases menos privilegiadas buscando un núcleo que equilibre esa desigualad que está condenando al 48% de la población mundial. Nunca hemos considerado en rebuscar y encontrar el camino que nos lleve a la paz y entendimiento entre todos nosotros en una orbe que hemos fabricado tan mal. Un mundo que es un negocio en que impera el sistema monetario y anula a los seres de buena voluntad para cambiarlo; un mundo tan decidido a destruirlo entre todos...”

Alce mi esbelto y admirado cuerpo del pupitre... ¡que pasaaaa... entonces yo estaba muy bueno…! y levantado mi dedo índice, el más largo, hice amago de interpelar a mi profesor con el socorrido...” ¡Yo opino que…!

- ¡Usted, Juan Marcelo! - no me dejo continuar - conociéndolo como lo conozco, no opina nada...y le ruego que me deje continuar. - aún estoy en terapia con su tormentosa tesis de la Metamorfosis de las Ranas Viudas y sus huevos negros - Bien…, sigamos...” Los cimientos de esta sociedad en perpetua consistencia que favorece siempre los que detentan poder y sospechosa eficacia, son eternos seguidores del cabrón que invento los estratos sociales para que haya divergencia. La división de la sociedad - entre los que presuntamente tienen el domino y los sumisos que se dejan dominar – hacen que el coro social desafine y desestabilice los acordes detalle que viene a considerar que defienden y abanderan su posesión en contra de nuevos cambios que la sociedad exige y que se pueda producir condenándoles ya que son conscientes que un cambio daña sus intereses.

Podemos hablar de los poderes fácticos. La Iglesia siempre presente acopiando la ignorancia teniendo a sus fieles de rodillas. Multinacionales usurpando nuestra industria. Políticos que acuden al almacenamiento monetario. Aquellos de palabras huecas e intenciones solapadas en su busca del éxodo de su bienestar a costa de los demás. Siempre existirá en nuestra sociedad algo que interfiera en lograr unas instituciones que nos ponga a todos firmes en la consecución de un mundo donde todos, lejos de su protagonismo como persona y no número, sigan clasificando a una determinada sociedad en la esclavitud mientras otros conservan el sistema de castas que siempre les favorece

Levanté de nuevo mi dedo largo para expresar mi opinión…

¡Ya sabíayo que…! -exclamo mi profesor secándose el sudor mientras me miraba fijamente

- Ha hablado, profesor, de un mundo mejor. Un mundo justo. Sin embargo, el mundo parece ser que está hecho al revés y ciertamente complejo porque nos falta empatía, razonamiento y sobre todo el crear comprensión. Hay que accionar la confianza en los seres humanos que carecemos en muchas ocasiones para cambiarlo.

-Eso está muy bien, señor Juan: Tengo que admitir que una frase suya, una reflexión, una idea, no sacude mis bolsillos buscando alternativas mentales como tiene por tenebrosa costumbre después de escucharle.


Son recuerdos de mis años. Jubilado que no decrépito: Vislumbrando como ese mundo mejor va a peor en continua merma de mejoras, me viene a mis memorias vivencias como esta que no olvido, sobre todo, esperando un mundo mas justo que no termina de venir. Acciono mi probeta del jabón Kiriko esperando una mejoría social y tampoco llega. Finalmente, lejos de encontrar ese embrujo, embeleso o magia, he decidido ponerme en las orejas los aretes de los huesos de las carrilladas de las mandíbulas del cerdo que me trajino los domingos - ping copiado de la tribu sudamericana de Los Piraos- No se si es suficiente la alternativa pero me quedan muy monas implorando como un halo externo mis mensajes de ese mundo deseado que está, -viendo y escudriñando el panorama lejos de venir. (Si no resulta las mandíbulas, soy capaz de ponerme la polla de Álvarez Cascos como amuleto)

Juan Marcelo




08/08/2021 - .Almería - Flamencos, Messi y el cambio climático


08/08/2021 - .Almería - LOS REYES DEL ÁTICO


01/08/2021 - .Almería - EL SINIESTRO VERANEO


01/08/2021 - .Almería - Los que odian los hechos




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h