Martes, 17 de Septiembre 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Carta al Director
- 12/10/2014

Ébola y sentido común

Almeria 24h
Compartir en Facebook


Ébola y sentido común


PUBLICIDAD

La irresponsabilidad e incompetencia del Partido Popular al frente del gobierno de este país ha alcanzado cotas inimaginables con la gestión del traslado de los dos religiosos españoles enfermos de ébola y el contagio de la auxiliar de enfermería, Teresa Romero Ramos.

En primer lugar, los enfermos nunca debieron trasladarse a España. No hay más que darse una vuelta por Internet para leer la opinión de numerosos expertos, que así lo aconsejaron, pero tratándose de religiosos todo esfuerzo es poco, aunque suponga un riesgo sanitario para un país entero, por no hablar del coste económico, 500.000 euros que pagó íntegramente el estado ya que se trata de una cuestión de puro sentido común, tal y como manifestó el propio Rajoy en declaraciones al respecto.

Comparto el argumento de que si hablamos de vidas humanas el dinero no deba ser un condicionante, por eso mismo me resulta tan difícil aceptar que el gobierno asumiese los gastos de repatriación de estos religiosos y, en cambio, se haya negado a financiar la totalidad de los gastos de evacuación del espeleólogo Cecilio López-Tercero, que quedó atrapado en Perú, cuyos gastos de salvamento han costado la mitad, es decir 250.000 euros, obtenidos a través de donaciones y solidaridad popular. Quizá si además de espeleólogo fuese sacerdote habría conseguido que el gobierno lo rescatase por puro sentido común.

El caso es que los dos religiosos han sido trasladados para morir en España (lo demás son cuentos chinos), con un coste económico elevadísimo y un incalculable riesgo sanitario derivado del país de pandereta que somos, baste con analizar las medidas de seguridad que se adoptaron en el Hospital Carlos III: sanitarios cambiándose en plena calle, cursos de formación de 45 minutos, uso de trajes completamente inadecuados, aislamiento con sábanas y un largo etcétera de despropósitos que bien podrían constituir la trama argumental de Torrente 6.

El resultado: al menos una sanitaria contagiada (parece ser que no es la única) y la ministra Ana Mato ni se plantea dimitir. Y así, continuando la cadena de despropósitos, la Comunidad de Madrid decide que hay que sacrificar a Excalibur, el perro de la sanitaria infectada. Su marido no está infectado, el perro tampoco, o al menos no hay pruebas concluyentes que así lo determinen, pero hay que sacrificarlo, será por sentido común o quizá será porque, a estas alturas, cualquier cabeza de turco vale. Aunque sea la de un perro.


Belén Navarro Llobregat
Coordinadora de Áreas de elaboración colectiva de IU Almería
@NavarroLlobre






11/10/2014 - .Almería - Yo apuesto por Ganemos Almería


08/10/2014 - .Almería - ARRIBA ESPAÑA


06/10/2014 - .Almería - LA QUE SE AVECINA


05/10/2014 - .Almería - LA FASCISTIZACIÓN DE LA POLÍTICA




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h