Viernes, 23 de Agosto 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 26/10/2014

EL SUDOR COMO ENERGIA

Almeria 24h
Compartir en Facebook


EL SUDOR COMO ENERGIA


PUBLICIDAD

Cansado y desesperado de transportar mis orines de un sitio a otro a Empresas cuyo logotipo en la puerta rezara algo así como Central Eléctrica y no hallar respuestas, volví a casa con cierta indignación y me dispuse a releer de nuevo la noticia de que Bill Gates estaba inmerso en un proyecto para reciclar la orina y convertirla en electricidad. Fluido que serviría para recargar móviles y algún que otro consolador que no excediera en extras dimensiones. No me fiaba mucho de la noticia. El rostro de Bill Gates, (no su inteligencia) que asemeja no a un científico sino a un portero reserva de un Equipo de Fútbol de la periferia y que nunca confían en el, me embargaba la duda. No obstante, obvie dicho detalle y mi tenacidad me llevo a eso. A ir cargado con mí orina de tres meses para ofrecérsela a las Centrales Térmicas y así obtener una importante merma en mi factura. Me decía, ilusionado, que bebería mucha agua para poder expeler mas orines y así tendría una Línea eléctrica en exclusiva.

Pues bien: Me he propuesto olvidarme de tales desagradables circunstancias de verme envuelto en el cachondeo hacia mi persona cuando me veían transportando, bidón en mano, intentando colocar mis orines en las citadas Centrales, y acometo con renovada ilusión un nuevo proyecto que espero y deseo en que esta vez acierte.

- No se…no se… - apunta mi regadera con estudiada indolencia – Me extraña que tu aciertes en algo. Con el almacenamiento de tus meaos, ya te avise…

- Esta vez – exclame mirando al techo implorando premoniciones no hostiles – creo que lo lograre. Mira: Me he hecho eco de una noticia de que investigadores de San Diego (California) han diseñado un dispositivo que aprovecha el sudor corporal para generar energía. Argumentan que es una nueva generación de energía auto-sostenible. Intrigado, me puse en contacto con Exuberancia de Ubres, reportera del Magazín científico “Elucubraciones” para que me proporcionara información sobre el caso. Me dijo que había consultado con el profesor Cojonciano Ceropelotez, - rara avis de cargo publico que todavía no ha sido imputado por algo – y que había leído la noticia pero que se hallaba en la École de Technologies Superieure (Montreal – Canadá) donde se esta realizando un proyecto muy avanzado para transformar la fuerza resultante del movimiento de las mandíbulas en el comer o hablar. (No dicen nada del gesticular) Que están muy ilusionados ya que esa energía, seria suficiente para alimentar cocleares, audífonos y otros dispositivos, así como una buena descarga positiva, impregnaría de valores humano a algunos gobernantes. Agradecí a Exuberancia la información y…

- ¿Y que piensas hacer? – ataja mi regadera alarmada y previniéndose para que no me extendiera en detalles – ¿Meterte en una sauna con una espuerta o pasarte la vida mascando chicles o mascullando amenazas?

- ¡La verdad es que no lo se! – contesto dubitativo – No me gustan los chicles y puedo contemplar la posibilidad de llamar a la gente a voces. Eso estimula; activaría mi mandíbula y aprovecharía ese fluido exclusivamente para dotarme de cierta pasión conyugal últimamente muy olvidada. El frenesí en consonancia con mi mandíbula. No parece muy ortodoxo, pero a mi edad…Lo que esta claro es que no me voy a pegar la “panzá” de comer y no llegue siquiera a acumular la energía de una dinamo de bicicleta. Que el esfuerzo generado alumbre menos que la sesera de Arturo Mas o Menos.

- Sabia reflexión – aprueba mi regadera – Creo que el proyecto de mover las mandíbulas para generar energía, no ha tenido gran acogida. Imagínate, hoy en día, la gente que se le ha olvidado la rotación de esas mandíbulas o para que sirven las mismas. Gentes pasando hambre que a falta de pan, se alumbran con un candil que no requiere ese esfuerzo. Gentes que la palabra comer, lo asocian a un extraño fenómeno ocurrido en extrañas circunstancias en extraño desierto. El Mana, lo llaman entre lagrimas de impotencia. Imagínate 160.millones de personas buscando en contenedores cualquier espina de pescado que echarse a la boca muy “preocupada” en generar energía cuando su estomago esta reclamando otro “fluido” Posiblemente, los estudiosos, no han pensado en ello

- ¡Sabia reflexión! – admito.

- ¡¡¡Eso ya lo he dicho yo!!! – protesta dirigiendo su caño hacia mi.

-¡Pero tu la has pronunciado sin admiración! - le recuerdo – De todas formas…- rectifico mirándola sin ningún entusiasmo. ¡Inteligente deliberación! ¿Contenta? Bien: Es cierto que no se ha pensado en ello: Por lo visto, el estudio esta encaminado a aquellos seres privilegiados que comen todos los días. Que puede mover sus mandíbulas y acumular tanta energía que auxiliaría a cualquier avión de RYANAIR que se quedara sin control en pleno vuelo. O al TALGO, ALMERIA – MADRID que se le fundiera los plomos. Lo que esta claro es que no esta dirigido el estudio a los que con una simple tostada integral se pasan el día, ni a las modelos de confección que pululan por la Pasarela Cibeles o la Scala milanesa.

- ¡Claro! – vocifera mi regadera - ¡A eso me vengo a referir! Que no todos podéis desprender la misma energía como para accionar una bombilla de baja resistencia comprada en un Bazar Chino. Sobre el sudor lo mismo: El bajito, enclenque y por lo regular, feo, no suda lo mismo que un buen mocetón, alto, cejas pobladas y de sobrada apostura. El bajito seca unas inoportunas gotas de sudor mientras el mocetón, increpa a la nube que ha descargado el agua sobre el. Las fabricas de desodorante AXEL, reconvertidas en asaderos de castañas. Suena bien. Creo que lo mejor – por que te conozco - esperes pacientemente a que el CESCO (Centro de Estudios Superiores y otras Cosas) de Villanueva del Trabuco, culmine el estudio de aprovechar la energía desprendidas por gases que se escapan del cuerpo humano que servirían no para cargar un móvil sino hasta para mover el bombo mezclador de la cementera HOLCIM. Ahí esta la clave. El aprovechamiento de las flatulencias corporales que desprende el cuerpo humano y son tan frecuentes en vuestra especie. (Hipopótamos y vacas ya están en estudio. Las Gacelas ya han sido descartadas teniendo en cuenta su fragilidad)

Fluidos corporales que afloran y se desglosa con tanta energía del ente humano, que es capaz de accionar los vagones del Metro madrileño. (Yo acertaría en llamarle, mas que Eco Sostenible, Eco Insostenible, pero bueno….) Siguiendo con el tema: ahí, no habría divisiones de aportación. Se rodearía de cierta equidad a la especie humana. No habría desequilibrio entre un vagabundo o un potentado. Hasta Rodrigo Rato y Blesa, podrían colaborar si el primero dejara de tocar la campanilla y al segundo le dejara tiempo libre su monólogo sobre MAPFRE) (Piensa detenidamente la energía que se acumula en un Sínodo de Obispos. Piensa en el Congreso cuando Montoro presenta sus Presupuestos)

Aunar necesidades fisiológicas que no dependiera de Centrales Eléctricas que cada vez que encendemos la bombilla, tiene la virtud de rodear de cierta oscuridad nuestros bolsillos. Las aerofagias, como energía sostenible. El regüeldo, como fuente innovadora alternativa. En mi opinión; hasta me huele bien el proyecto.

- Ya – asiento – Pero… ¿El transporte…? ¿DHL, AZKAR, MRW, SEUR…?

- Nada: ¡Ni un euro!– asevera mi regadera – ¡Tu mismo haces el Puerta a Puerta!



Juan Marcelo




23/10/2014 - .Almería - TRAPACEROS


21/10/2014 - .Almería - EL COLOR DE LO COTIDIANO (una receta moralista contra el pesimismo)


19/10/2014 - .Almería - EL CALDERO FRONTAL


19/10/2014 - .Almería - Ciudadanos del cielo y de la tierra




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h