Domingo, 25 de Agosto 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 19/10/2014

EL CALDERO FRONTAL

Almeria 24h
Compartir en Facebook


EL CALDERO FRONTAL


PUBLICIDAD

(I you and others, For one o simplemente Myself, aclararía cuestiones del axioma y raciocinio de personas de reconocida influencia tanto de prestigio como de meritorio pensamiento, al poner sobre el tapete de su vida, gestionarla para no hacerla de continuo sobresalto ni consternaciones constante. Analizar y tomar conciencia de la misma sin mover un músculo de alarma. En estos casos, aflora la ironía y se suaviza el “evento”)

Si yo no le pusiera cierto encanto irónico a todas las alarmas que surgen a diario en mi entorno, el poemario de mi rapsoda preferido, José de Espronceda que devoro en la intimidad - sobre todo la elegía “El reo de muerte”- hoy en día, me condenaría a ser un vagabundo de mis ideas o un nómada recorriendo parajes en asumir desilusiones. Soy de los que a las desventuras, tanto propias como ajenas, les pone su punto de humor. Me salvo de imprimirle decepciones o amargos momentos y salgo con la pretensión de enmarcar una sonrisa a todo lo aciago que contemplo. Algunos, aducirá que la postura es muy cómoda. Que me alejo de la realidad y que cada faceta vivencial, conlleva estar en consonancia con ella, pero puedo asegurar que no es así. Que no estoy de acuerdo en llorar en la tristeza ni reír en la dicha. Ni repartir el sentimiento por dosis. Ni la emoción por trazas. Tampoco en la obligatoriedad que hay que asumir desdichas ajenas o mostrar satisfacción en éxitos de los mismos. Que a cada secuencia, hay que ponerle lo suyo y después a vivir. Ley de vida y salvoconducto ideario de responsabilidad social. Directrices arraigadas al perfil humano y abocado a la fácil comprensión.

Pues no: No tomarme nada en serio, me hace resistir. No es que te quites inquietudes de lo negativo que observas y te ha tocado vivir sino que te acorazas o proteges amparado en quitarle gravedad con cuatro frase irónicas que hace que destierres parcialmente parte del problema aunque sabes que el mismo, esta ahí. Que no lo puedes ocultar. Soslayas como puedes esa preocupación por las batallas ajenas asumiendo que el roce pueda afectarte pero abres un camino de desagüe encauzado a la divertida anécdota. Con eso basta. No amargarte la vida en aprehensiones constantes de noticias diarias de estafadores y demás ralea de Consorcio Español, y ponerle un toque rayano al sarcasmo airando sus desvergüenzas cuando intentan eludir responsabilidades. Suculento plato del menú muy repetitivo en el panorama hispano. Esperanzadora protección y resguardo para aquellos que no se sublevan por lo que negativamente observan.

El humor, es cosa tan seria, que sentimos cierta congoja cuando un payaso llora. El clon, predestinado a despertar carcajadas, expone su gracia para conseguir la hilaridad de los demás. Se esfuerza para que su actuación obtenga el reconocimiento ocurrente y chispeante de los asistentes. Se esfuerza olvidando tragedias personales, Desdichas y desventuras por que en ese momento, no toca. Después de su actuación, vuelve a recordar esos sinsabores pero el ya ha cumplido. Las lagrimas ahora si son verdaderas. Hasta la próxima comparencia. Emulo de un bebe que ahora ríe y segundo después esta llorando. Dosifica su vida por facetas. Ahora si toca.

Lo mío; es más sencillo: Procuro siempre que lo nefasto que observo, no toque mi vena sensible. No escurrir el bulto pero si levantar mis brazos para suavizarla. No exigirle ni comprometer a mi espíritu a hacerla mas trágica, por eso recurro a limarla con la mayor suavidad. Ayudar sin crearme obligaciones. Paliar desgracias sin que me encuadren en ningún baremo. Consolar sin premio adicional. Que todo lo que haga en pos de los demás, se someta a un pronto olvido, Estoy en contra de felicitaciones o parabienes. Prebendas que me exijan un esfuerzo mayor. Esto, quizás, haya contribuido a hacerme un envoltorio hermético que se encarga de quitar importancia a todo lo que acaece a mi alrededor. También como no puedo huir de ello, ya que formo parte de una sociedad que yo no he construido pero no tengo mas remedio que asumir, me haya forjado un carácter o temperamento algo arisco a ojos de los demás de mis hechos, aventuras y sobre todo en mis escritos. Esta secuencia me ha hechos navegar en solitario. Andar de puntillas y desconfiar de acercamientos cariñosos.

Curiosamente, mi vena irónica y el frecuente sarcasmo no lo empleo cuando hay vidas humanas en juego. Vidas rotas por azares de conductas sin raciocinio ni en las desdichas e infortunios de los demás. Mi sarcasmo e ironía se centran en aquellos que intentar construir un Edén a costa de los débiles. Aquellos iluminados que se empeñan, una y otra vez, en intentar demostrar su inocencia después de fundir los plomos a los desheredados. Aquellos que ponen a salvo su dinero en vez de proteger su dignidad. Aquellos que su conciencia maltrecha por sus continuos robos a su País, les permite dormir placidamente. A todos ellos, les dedico mis sátiras, mis puyas y eso me permite no atormentarme con repulsas y condenas que a nada conduce ya que me obligaría, día a día, estar pendiente del candelario de nuevos patriotas que rebasan el santoral. ¿Me va a amargar la vida enterarme que 30.000 millones de euros nos “gastamos” los españolitos de a pie en la Casa de Apuestas Bankia y cuyos “tahures” se repartían los “beneficios”? ¿O que Rodrigo Rato toque la campanilla? ¡¡¡Que va!!! ¡¡¡Que va!!!

Para que voy a afligirme o abatirme: Una fina ironía bien pertrechada a estos hechos y esperar nuevos acontecimientos que a no dudar, surgirán, y que dudo muy mucho que me llegue a estremecer o impresionar.

Sin embargo, es verdad que este carácter, me ha llevado a un confinamiento mental poniendo freno a la irritación y la rabia para acogerme a la calma y serenidad. Sin poderlo escribir y afrontando la situaciones, cara a cara, mis fiascos sociales son muy frecuentes. El no saber que decir sin recurrir a la ironía o callarme evitando males mayores.

Yo ya no me pregunto de donde vengo, quien soy o a donde voy. En todo caso me preguntaría de donde vengo, quien soy y que hay de cenar esta noche

A veces, me encuentro en situaciones inesperadas fuera de un teclado. Situaciones que te cogen así, de sopetón, y aunque estés preparado para no asumir cierta desazón, ya te sale esa sana costumbre de poner un énfasis jocoso aunque no te lo propongas.

Entre uno de esos múltiples fiascos, recuerdo uno que fue la muerte de un familiar de un amigo, en que no se me ocurrió otra idea que peguntarle si el fallecido paso buena noche.

No contento con ello, en pleno cacao mental y despropósito, le pregunte inquisidor que iban a hacer con el cadaver.



Juan Marcelo




15/10/2014 - .Almería - La educación pública, bandera andaluza


14/10/2014 - .Almería - ¿Pero la casta existe o es un invento de PODEMOS?


12/10/2014 - .Almería - EL ESENCIALISMO: UN MAL MAYOR


12/10/2014 - .Almería - ¡¡¡ COMPRE LOTERÍA !!!




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h