Lunes, 21 de Octubre 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 07/07/2019

GRACIAS POR FUMAR

Almeria 24h
Compartir en Facebook


GRACIAS POR FUMAR


PUBLICIDAD

Empecé hace dos años un libro sobre los dos infartos sufridos por tabaquismo y aun voy por la página doce. Recuerdo, no el primero sino el segundo, en Torre Cárdenas, que una vez terminada la exploración del oncólogo de turno, le pregunte donde estaba la Sala de fumadores. Esa mirada taladradora con la que me obsequio, no lo olvido y más cuando le inquirí cuantos son los infartos legalmente permitidos.

Hace poco, vi la película del canadiense Jason Reitman, JUNO. Trataba de una chica de quince años embarazada y en busca de posibles alternativas que le podía deparar la vida. Me gusto y me propuse “rescatar” todas sus obras hasta que tropecé con una que me llamo la atención; “Gracias por fumar” que se basa en la problemática del tabaco y que me hizo reflexionar.

Leo que el número de fumadores en España cae a la cifra más baja en 30 años: El 17% son adultos y encima, obesos, un problema que se ha “engordado” del 7% al 17% en las últimas décadas. Con estas cifras de los que cogemos el tabaco al salir de casa pero olvidamos las llaves, el Estado recauda 9.760 millones de Euros en impuestos directos cuando se podía recaudar 2.000 millones más si estos españolitos no hubieran tenido la tentación de no acudir a un Estanco cambiándola por la visita a un Centro de Salud. A estos “antipatriotas” le debemos que carretera, avenidas y calles, se queden sin asfaltar y encima, ellos, sigan cebándose. Sentenciaba Ritman en su obra que, ”El recorte de libertades al fumador es una medida fascista que ni siquiera se atrevieron a implantar gobiernos como el de Hitler, Franco o Mussolini”

Hay una muestra soberana en los que dejaron de fumar: Primero, porque sus pulmones huían a través de túneles de difícil salida y lo segundo es la falacia y mala intención de los Gobiernos en la intervención del Estado en la industria tabaquera es que el dinero gastado en una cajetilla, podía confeccionarte un menú diario medio decente. (Un paquete de cigarrillos rubio, cuesta en su elaboración y distribución. 1.62 Euros y se paga casi 5 euros cuando llega al consumidor) Si esa demasía en impuestos sirve para mejorar la calidad de vida de los contribuyente en perfeccionar y actualizar hospitales, colegios y mejoras salariales, bienvenida sea y todos conformes, pero no; el impuestos al tabaco les sirve a nuestros gobernantes para rescatar Autopistas, Bancos mal gestionados o suplir los desfalcos que corruptos se han llevado y algunos de ellos no fumaban lo cual deja a los fumadores perplejos y confusos.

Los que fumamos –aun conscientes que le hacemos el juego al Gobierno – somos conscientes de que nuestro humo puede perjudicar a terceros y sobre todo, a niños que pululan en nuestro entorno. Este LSD con boquilla, sabemos que pronto se convertirá en un RIP del recuerdo. Somos mayorcitos y sabemos a qué nos exponemos pero que no traten de engañarnos con el consabido eslogan que el tabaco mata y una intervención quirúrgica a corazón abierto vale más que 600 cajetillas consumidas cuando el impuesto pagado por las mismas suple con creces esas intervenciones. Después, tenemos el apartado libertad: Es el derecho constitucional de ahogarnos como queremos y encima salir como apestosos fuera de un salón para que las volutas de humo no impregnen en personas que se consideran mejores que nosotros ya que no fuman…, los que te miran de reojo intentado averiguar tu Galaxia de procedencia sin saber o notar que estamos contribuyendo al equilibrio presupuestario de España lo cual es un acto de patriotismo que no reconocen.

Le preguntaría a esa gente de consejos persistentes de que llevar una pitillera en el bolsillo te puede quemar hasta los huevos pero que tengan – el día de nuestro finiquito – la gentileza de poner una estatua insigne a nuestra memoria ya que el haber pagado tantos impuestos por una droga que los Gobiernos - primero alertan pero después permiten - hemos contribuido al patrimonio económico estatal y las citadas carretera, vías de accesos y demás mejoras sociales se hayan aplicado y mejorado debido a echar unas volutas de humo por la boca, todo ello sin olvidar el favor que le hacemos a la administración no cobrando nuestra pensión; no almacenando medicinas ni acudir a Centros Hospitalarios sin llegar a los 90 años.

Pensándolo bien: ¿Quién coño quiere llegar a los noventa años donde sin tu pensarlo o quererlo, ya que le estas jodiendo, coartando y condicionando la vida a todos tus allegados?

(Es cierto que tengo cierta dosis de anti sistema y no pronunciarme hacia algo que pueda favorecer al capitalismo pero un cigarrillo bien fumado - aunque me aplauda neoliberales apalancado en el sistema - no me lo quita nadie. Además; en nuestra guerra incivil, los republicanos también fumaban, claro que entonces, no tenían que calar la bayoneta de impuestos)

Juan Marcelo




06/07/2019 - .Almería - Diputación: el empleador de los partidos


30/06/2019 - .Almería - LA RISA VA POR FAUNAS


30/06/2019 - .Almería - Las nuevas realidades pastorales


29/06/2019 - .Almería - Lo importante frente a lo irrelevante




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h