Martes, 11 de Agosto 2020
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Victoriano Montoya Villegas
Comentario Bíblico - 07/06/2020

SANTÍSIMA TRINIDAD

Dios es amor

Almeria 24h
Compartir en Facebook


SANTÍSIMA TRINIDAD


PUBLICIDAD

En la mayoría de las estadísticas, la Biblia aparece como el libro más editado de la historia de la humanidad. Este “libro” admite multitud de descripciones; desde el estudioso que ha consagrado su vida entera a profundizar en su conocimiento y estudio, pasando por la mayoría de los cristianos para quienes es el libro que contiene la Palabra de Dios y que se “escucha” en la celebración de la misa, hasta llegar a quienes es solo un recuerdo de su Primera Comunión.

Si a todos ellos se les pidiese que describieran la Biblia de la manera más sencilla que existe, posiblemente dirían que es un libro grande. También coincidirían en afirmar que resumir la Biblia en tres palabras es imposible. Por eso, es especialmente llamativo cómo uno de los autores de la Biblia, lleno de la audacia propia de quien está iluminado por el Espíritu Santo, sí se atrevió a hacerlo; el apóstol san Juan lo consigue cuando afirma: “Dios es amor”.

La Biblia es el libro que desarrolla cómo Dios ha volcado su amor en el mundo. Desde el comienzo de la humanidad misma, hasta el futuro de plenitud que nos aguarda.

A diferencia de lo que ocurre con la experiencia humana, en la que el amor, en la mayoría de las ocasiones está entreverado de egoísmo, puesto que se espera una respuesta proporcional, en Dios, el amor es gratuidad pura. Esto acontece así porque el amor que Dios ha volcado sobre el mundo es el reflejo de su propio ser. Cuando hablamos del misterio de la Santísima Trinidad, más allá de los naturales intentos humanos de hacer comprensible la realidad más profunda de Dios, hemos de vislumbrar un acontecimiento de amor. Casi se podría afirmar que es “necesario” que Dios sea pluralidad de personas para que el constitutivo esencial de Dios, el amor, no se convierta en ensimismamiento egocéntrico. Dios, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo, es perfección de amor que se comparte hasta tal punto que, aún manteniendo la individualidad de las personas, se constituye sustancialmente en uno solo.

En la dinámica propia del amor verdadero, Dios no se lo ha guardado para sí mismo. Por eso, el evangelista san Juan puede afirmar con rotundidad: “tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que tengan vida eterna”. La experiencia del evangelista nos propone el camino que hemos de seguir los cristianos. Un amor que se queda encerrado en sí mismo, no es un amor cristiano. Solo cuando el amor se va purificando de las tensiones egoístas propias de la vivencia humana, se va convirtiendo en reflejo del ser de Dios. Cada vez que un cristiano utiliza el nombre de la Trinidad; Padre, Hijo y Espíritu Santo, debería ser un recordatorio de la exigencia que tenemos de ser cauce del amor de Dios hacia la humanidad en su concreción personal, es decir, cada una de las personas que nos rodean en nuestra vida.

Victoriano Montoya Villegas






06/06/2020 - .Almería - El gobierno de la igualdad y la justicia social


02/06/2020 - .Almería - Educación para la ciudadania


31/05/2020 - .Almería - LA MASCARILLA


31/05/2020 - .Almería - ¿Tendríamos que decir 7+1?




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h