Martes, 26 de Octubre 2021
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 23/05/2021

LA CONFIANZA

No soy un predicador mormón del Oeste Americano con cuatro mujeres o un cuáquero venido a más, pero eso no me impide detectar, y decirlo, que no podemos seguir así

Almeria 24h
Compartir en Facebook


LA CONFIANZA


PUBLICIDAD

Nos prevenía mi profesor favorito, Cojonciano Ceropelotéz que; “El escribir sin ejecución, no sirve de nada, aunque después de editarla, te ejecuten…, porque nunca sabes lo atrevido que eres hasta que ser atrevido es la única opción que te queda” Me ha impresionado esta mañana en la Calle Sorbas de Carboneras cuando una niña de seis años le reprendió a su abuelo que le soltara de la mano; que ella, ya sabía andar sola. Abordando otra cuestión, demasiados desánimos se palpan en la calle incluyendo la decepción ante los numerosos comportamientos indeseables y que se añade a una tóxica y extensa crisis pandémica.

No soy un predicador mormón del Oeste Americano con cuatro mujeres o un cuáquero venido a más, pero eso no me impide detectar, y decirlo, que no podemos seguir así. Nos ha abandonado la fe para creer que esta pesadilla es remontable. Nos falta fe. La han arrasado unos y otros, justamente cuando más la necesitamos… y en el momento en que vivir sin ella, resulta casi imposible. Ahora que no hay manera de creer en los hechos pasados…ni Biblias incandescente, porque son decepcionantes ya que no se ajustan a modelos racionales que la ciencia se encarga día a día de “desfacer el entuerto”.



Se habla de confianza, pero, previamente, sin fe, ya le puedes echar purina a tu ácido úrico. Necesitamos la fe para creer que en esta situación se saldrá adelante: Nos es imprescindible para mantener un voto de confianza en los políticos no corruptos, estamos obligados a no sospechar de la capacidad de los economistas, a darles una oportunidad a los empresarios emprendedores, a ilusionar con la vuelta al trabajo a cuatro millones de ex currantes…

Fe es creer lo que no vemos, nos enseñaron, y no hay mejor definición para aplicarla a esta coyuntura, porque, todo sea dicho, miramos y no apreciamos el final del túnel. Por eso necesitamos la fe, para aceptar que el sol está ahí, al oscurecer, aunque no lo veamos.

La fe trae también añadida a la esperanza, que puede ser complementaria. Ahora mismo, sin hacer el esfuerzo de pensar que esto va a terminar, ¿Dónde leches te queda esa posibilidad de salir adelante? o la rebozas de esperanza o no tiene sentido. Estamos descreídos y tenemos motivos. Nos han pegado duro por hechos ajenos, nos ha pasado la factura de bacanales que nunca fueron nuestras y jamás las disfrutamos, y nos han manipulado hasta el lenguaje, para hacernos caer en la tentación de asumir las culpas. ¿Cómo no vamos a revolvernos de rabia y descartar cualquier atisbo de fe en esta gente? El problema es que, si seguimos por ese camino, perderemos. Primero, el ánimo; después, el resto, contando que quede algo. Nos vamos a anegar de apatía si no reaccionamos y ésa sería una victoria que ellos, los culpables, que no se merecen. No se las demos: No engordemos su desinterés ajeno.

No hablamos aquí de moralinas edulcoradas, de separar aguas, un decálogo del surrealista Diez Mandamientos, resurrecciones mal gestionadas o la patera de Noé con Jordi Hurtado de escriba…, asunto abstruso con el que caer rendidos antes de alcanzar su comprensión; no: Sólo se trata de ser prácticos, de levantar la cabeza, de mirar de frente al viento, con la cara firme y la voluntad de vencerlo y de avanzar, paso a paso, si preciso fuera.

¡Se trata de tener fe, sobre todo, en nosotros mismos! No te la puedes negar, porque seguro que te la mereces y más cuando has abordado que eres tú con todas sus consecuencias. Obviemos en tener fe en cuentos y cantos extraños, arengas de temores, infiernos, divinidades, y tengamos más fe en lo que nosotros representamos como persona exponiendo decepciones o éxitos. Sueños y realidades.

La fe que en PODEMOS hemos tenido desde el 15-M sin abandonar la lucha de conseguir un mundo mejor; un mundo que representa el contribuir a una sociedad más justa sin desigualdades obsoletas para seguir en la batalla.

En todo caso, espero que nadie se ofenda con lo expuesto: Si alguien que no es un imbécil, no tiene por qué sentirse aludido; y si lo es, ¿Dónde leches está el problema?

Juan Marcelo





13/12/2020 - .Carboneras - EL HIJO Y SU PAPA


22/11/2020 - .Carboneras - DOÑA NAVIDAD CONFINADA


25/10/2020 - .Carboneras - FINGIR LAS EMOCIONES


25/07/2020 - .Carboneras - Nueva vida a la central termica de Litoral de Almería




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h