Domingo, 05 de Diciembre 2021
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Jesús García Aiz
La Mirada de la Fe - 24/10/2021

EL CIELO ES GOZAR DE DIOS (V)

"la opción de vida del hombre se hace definitiva con la muerte; esta vida suya está ante el juez. Su opción, que se ha fraguado en el transcurso de toda la vida, puede tener distintas formas"

Almeria 24h
Compartir en Facebook


EL CIELO ES GOZAR DE DIOS (V)


PUBLICIDAD

Pero, al hilo de nuestra anterior reflexión sobre la condición de posibilidad del infierno, ¿habrá alguien que rechace el amor y se endurezca en el mal de forma absolutamente consciente y libre? No podemos saberlo, pero debemos admirar la prudencia de la Iglesia que, habiendo declarado la santidad de miles de personas, nunca se ha atrevido a asegurar de nadie que esté condenado, ni siquiera Judas Iscariote, de quien dijo Jesús que «más le valdría no haber nacido» (Mt 26, 24).

El Papa emérito Benedicto XVI, en su encíclica Spe salvi, aclaraba esta situación al decir que «la opción de vida del hombre se hace definitiva con la muerte; esta vida suya está ante el juez. Su opción, que se ha fraguado en el transcurso de toda la vida, puede tener distintas formas. Puede haber personas que han destruido totalmente en sí mismas el deseo de la verdad y la disponibilidad para el amor. Personas en las que todo se ha convertido en mentira; personas que han vivido para el odio y que han pisoteado en ellas mismas el amor. Esta es una perspectiva terrible, pero en algunos casos de nuestra propia historia podemos distinguir con horror figuras de este tipo. En semejantes individuos no habría ya nada remediable y la destrucción del bien sería irrevocable: esto es lo que se indica con la palabra infierno».

Recapitulando todo lo expresado en esta tanda de reflexiones que hemos mantenido en estas cinco últimas semanas, para los cristianos, la creencia en la vida eterna no puede ser un pretexto para evitar el compromiso con las circunstancias históricas y sociales. La fe en la vida eterna es la respuesta a una invitación de Dios a participar en plenitud de un encuentro que ya comenzó en la historia.

De momento, aquí y ahora, nos encontramos viajando hacia el sábado de la eternidad. Así lo expresa el Papa Francisco, al concluir su encíclica Laudato si’, cuando se refiere al final de los tiempos como el momento en el que nos encontraremos cara a cara frente a la infinita belleza de Dios: «Al final nos encontraremos cara a cara frente a la infinita belleza de Dios (cf. 1 Co 13, 12) y podremos leer con feliz admiración el misterio del universo, que participará con nosotros de la plenitud sin fin. Sí, estamos viajando hacia el sábado de la eternidad, hacia la nueva Jerusalén, hacia la casa común del cielo. Jesús nos dice: “Yo hago nuevas todas las cosas” (Ap 21, 5). La vida eterna será un asombro compartido, donde cada criatura, luminosamente transformada, ocupará su lugar y tendrá algo para aportar a los pobres definitivamente liberados».

Este es el cielo del que hemos estado reflexionando, aquel en el que vivimos en Dios, junto a Dios y para Dios. El cielo que nos espera, el cielo que se nos da. Aquel cielo en el que nos encontraremos cara a cara para gozar eternamente de la amorosa y misericordiosa presencia de Dios.

Jesús García Aiz




22/10/2021 - .Almería - Brautigan y la biblioteca de los libros rechazados


17/10/2021 - .Almería - EL CIELO ES GOZAR DE DIOS (IV)


17/10/2021 - .Almería - El cáliz que Cristo ofrece: el verdadero servicio cristiano


17/10/2021 - .Almería - La paja en ojo ajeno




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h