Viernes, 23 de Agosto 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 11/05/2014

RELACIONES LABORALES. (Nuevas Estrategias)

Almeria 24h
Compartir en Facebook


RELACIONES LABORALES. (Nuevas Estrategias)


PUBLICIDAD

…y no contento con ello, me puse a estudiar Lubricidad Empresarial, cosa que necesitaba pero que nunca creí que a la larga iba a estar presente en todas y cada una de mis satisfacciones posteriores. Le tome tanto acerbo que se convirtió en afección. Una vez terminado el curso y asimilar y comprender a que estaba yo predestinado, me dije eufórico y con verdadera ilusión; “¡esta es la mía!”. Más tarde me preparé para un cursillo de intensidad media de “Mando, Ordeno y Despido”. Lo enfoqué con tanta predisposición que gracias a ello estoy en este puesto contemplando a subordinados como usted implorando mi atención, dependiendo de mis decisiones y recordándole sus innumerables obligaciones. Me gusta ser sincero, que no honesto con los que puedo pisoteara; espolear a mis empleados sin sentir el mínimo malestar o sobresaltos en mis placidos y lívidos sueños. Es lo que llaman la erótica del poder. Esa voluptuosidad, me lleva a aclararle que tengo en mi cajón desde hace tiempo, una foto de Esperanza Aguirre, recién salida de la ducha que despierta mi libido cada vez que la observo. Esa faceta de la búsqueda del placer en solitario me ha llevado a…

-. Señor Director: Quisiera que…

…no conformarme con medianías que en nada satisface mis interioridades más sensibles, recónditas. Indagando, explorando y sobre todo en mi puesto, dirigiendo; puedo proclamar a los cuatro vientos que hoy en día a mis cuarenta años, y debido a mis exigencias pasota/hormonales; me da lo mismo tragarme las promesas de un viejo político que acudir para hacer masa a una manifestación de Salvemos Algo. El otro día ayude a una viejecita a cruzar un paso de cebra y no alumbró en mi, aviesas intenciones. Un claro ejemplo de la grandeza de mi alma y magnitud de conciencia…

-. Ya… pero…

-. …en un receso de mis ineludibles obligaciones, me rodee de un aura de dignidad que me sorprendió a mi mismo.

-¿Podría ser una toma de conciencia?

-. ¡Por favor!

-. ¡Perdón!

…que bien podría ser una toma de conciencia: Después de depositar a la vieja en sitio seguro, miré en derredor y encontré a 18 organizaciones sociales interesadas y en común acuerdo para derribar un edificio. Hasta me permití departir con un miembro de Desmontando Voluntades Ajenas haciendo chistes sobre el tema de la persistencia, empeño y tenacidad. Debido a ello, me extraño no ver entre ellos ninguna formación comprometida con la arqueología. Caso raro cuando en su estructura y cimientos, podrían encontrar evidencias o intereses que clarifique el empeño de esas citadas organizaciones en el derribo del edificio mientras los arqueólogos podrían descubrir evidencias de algo oculto que favorezca las verdaderas intenciones de las reseñadas Organizaciones. Seria todo un hallazgo y…

-. Trágico: Señor Director: le ruego que…

…y no recuerdo nada de sus esquivos lemas pero estoy seguro que al eufórico de la pancarta, no me lo cargue yo. Esto es lo que conlleva un cargo tan importante como el mió en la empresa. Tiene uno que estar dispuesto a aceptar e inclusive, compartir situaciones y vivencias que siendo a veces tabú o por principios, no tienes más remedio que admitir o compartir: rechazar o condenar. Tienes que tragar y secundar todo lo que te proponen si en algo aprecias tu cargo. La vida, esta llena de variopintas situaciones que concurren en la paradoja de que hoy en día este yo aquí y usted enfrente enriqueciéndose con mi sabia erudición. No hay comparaciones entre mi jaez y su desarraigado desclase social. Pero también le confesare, con la colaboración de usted en su discreción, que tengo un apartado muy intimo, muy sentimental que le he llamado en mi infinito saber y estar; consideración.

-¡Loable sentimiento: Señor Director! Quisiera que…

…esa consideración me ha acarreado múltiples consecuencias de dudosa humanidad que estoy dispuesto a confesarle ya que observo su predisposición en atesorar mi loable erudición y buen logrado vocabulario que…

-. Claro…claro…pero estoy esperando que…

…madurado a través de años de experiencia, hace de mi un símbolo, un ídolo que arrastra a las masas enfebrecidas tras mis pasos. Esa secuencia me hizo pensar y posteriormente decidirme en la necesidad de dejarme bigote. Un buen mostacho que impresione y aturda en su sobriedad a mis subordinados. Siempre da un aspecto de respeto y aparente temor. Dejé a la gente sin vacaciones y como penitencia opte por desechar la idea.

-. Si, es cierto. No lleva usted bigote. Pero…

… inteligente y acertada observación. También tuve la tentación de subir en globo ya que las otras facetas experimentales las tengo practicadas, pero desistí aconsejado por el Departamento de Estética de la Empresa en no exponer mi flequillo al viento.

- Sabía decisión…pero…

…faceta que usted a buen seguro ignoraba y que en mi docta opinión, resulta harto imperdonable. En el plano laboral puedo decirle francamente que el despido de un individuo perteneciente a esta Empresa, hace que acentúe mi aura libidinosa, se dispare hasta el extremo de llegar a una excitación a veces placentera y seguidamente apremiante hasta el extremo de tener que ausentarme al baño durante unos minutos. Todo ello compete y engloba mi presencia aquí, en mi despacho volviendo a recordarle el por que esta usted enfrente de mi y no en mi lugar. El martes pasado, le pegue una patada a una muleta que sostenía a un cojo y el impedido rodó por los suelos. (Habrá observado al narrarle la secuencia, una ligera y aviesa sonrisa en mis golosos labios recordándolo). Las estridencias de mis carcajadas, hicieron que el cojo se acordara de mis muertos. No me acompaña ningún remordimiento La vida le endurece a uno: Le conmino a entonar las canciones: “Tengo un tractor amarillo” o “La Ramona Pechugona” que a buen seguro le dejara un buen recuerdo de esta entrevista mientras le participo que…

-.Ya…pero espero con atrevida impaciencia su…

…que enumerando los pros y los contras de todo lo expuesto y lamentablemente, desde mi sitio, desde mi posición y amparado en mi sabia e irrevocable decisión, no siento mucho tener que rechazar de forma inequívoca su petición de aumento de sueldo.



Juan Marcelo




04/05/2014 - .Almería - ¡SALVEMOS LA VEGA!


04/05/2014 - .Almería - ENTENDAMOS LA PASCUA


04/05/2014 - .Almería - LOS ARRIEROS VERSÁTILES


04/05/2014 - .Almería - Una almeriense en Europa




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h