Viernes, 20 de Septiembre 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Ginés Valera Escobar
Jefe del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de Instituto de Estudios Almerienses - 06/12/2014

Hacia la nueva Gobernanza en la Administración Local

Almeria 24h
Compartir en Facebook


Hacia la nueva Gobernanza en la Administración Local


PUBLICIDAD

Ahora que se aproxima la convocatoria de elecciones locales, no está de más dar unas cuantas pinceladas sobre los parámetros sobre los cuales se estructurará la nueva gobernanza en la Administración Local y que deben sustentar el liderazgo de cargos electos y directivos públicos profesionalizados y la gestión de lo local en el siglo XXI., familiarizando al lector con los nuevos conceptos, tan de moda.

La Ciencia de la Administración está adquiriendo últimamente gran auge en los foros académicos y nos enseña que la Administración Pública española ha experimentado transcendentes cambios en las últimas décadas. Podríamos distinguir a vista de pájaro tres fases: la primera etapa abarcaría hasta mediados de los 70, dominando la idea de Administración pura o “burocracia”; una segunda fase llegaría a mediados de los 90, marcada por la gerencia o manegement, llamada “nueva gerencia pública” (NGP) y la actual fase caracterizada por lo que denominan los expertos “gobernanza”. Aclarando que estas etapas se han superpuesto en el tiempo y que al día de hoy siguen coexistiendo elementos extraídos de la burocracia y del management.

Hasta los años 70 predominó el modelo burocrático weberiano, sobre el que se construyó el Estado constitucional social y democrático de derecho, caracterizado por la importancia de los sacrosantos principios de eficacia y eficiencia y plena sumisión de la Administración a la Ley. En este “Estado Administrativo” adquiere suma relevancia el Derecho Administrativo para evitar la discrecionalidad en la actuación de los poderes públicos: el poder soberano está representado en el Congreso, que delega en el poder ejecutivo con rígida estructura jerárquica burocrática y departamental. Pero este modelo entró en crisis por la percepción cívica del alejamiento de la burocracia, la irrupción de las TIC (tecnologías de la información y el conocimiento), la globalización y el aumento de la complejidad en las funciones de la Administración Pública, esencialmente.

El keynesianismo que inspiró el modelo burocrático dio paso así al neoliberalismo y a su traducción NGP en la Administración. Del modelo socialdemócrata (basado en el pleno empleo, protección económica de los ciudadanos, prestaciones universales, nacionalización de sectores económicos y el Estado del Bienestar…) se entra en un modelo político neoliberal que aspira ya a la mejora de la competitividad de las economías en un mercado abierto y global, desregularizaciones, privatizaciones, cuestionamiento de las cargas del Estado del Bienestar…En síntesis, las aportaciones del perfil gerencial de la Administración Pública han sido: relevancia de la perspectiva del “ciudadano-cliente” y usuario de los servicios públicos; búsqueda del control de resultados; cierta huida de la rigidez del Derecho Administrativo; formulación de políticas públicas centralizadas pero descentralizadas en su ejecución; adelgazamiento de la Administración: agencialización y externalización de servicios, contratos de gestión; transferencias a empresas privadas y ONG de servicios públicos divisibles. Se completa la fórmula:economía/eficacia/eficiencia. Pero este modelo también entró en crisis a mediados de los 90, pues evitar la función reguladora del Estado y el ejercicio de potestades administrativas y la falta de control y fiscalización ha derivado en disfunciones y corruptelas que tanto escandalizan últimamente.

Por ello ha surgido con mucho ímpetu la idea de “gobernanza”, definiendo el buen gobierno y la Administración, sustentado en todo caso sobre la ética pública, la transparencia, la participación ciudadana en la toma de decisiones y por supuesto, en la eficacia y eficiencia. Se llega así a lo que se ha bautizado como “gobernanza democrática multinivel”: los gobiernos y Administraciones Públicas (estatal, autonómica y local) presentan un importante componente relacional y de transversalidad, las redes de intercambio de servicios y recursos e información y plenamente coordinadas entre ellas y con las organizaciones empresariales y la sociedad civil a su vez. Tanto es así que la tarea de políticos y gerentes públicos consiste ya en crear y gerenciar estas redes de gobernanza con agentes y actores diversos.

Con paso lento y firme el liderazgo en la Administración Local empieza ya a basarse en los principios de la gobernanza, a producirse la apertura de la Administración al ciudadano y su participación en las decisiones que le afectan, con amplia legitimidad democrática y aceptación de las políticas públicas; interrelación y cooperación entre los diversos niveles de las Administraciones Públicas; responsabilidad específica de los empleados públicos en el desempeño de sus funciones; eficacia y eficiencia en la gestión pública y el márketin público; coherencia en las actuaciones públicas, introduciendo la flexibilidad, la descentralización y proximidad al ciudadano, con el gobierno y administración en red y gestión multiagentes. Eso sí manteniendo lo positivo de los modelos burocrático y de la NGP y por supuesto el sometimiento de la Administración al derecho y a sus controles.


Por Ginés Valera Escobar
Jefe del Departamento y Geografía y Ordenación del Territorio
del Instituto de Estudios Almerienses





02/12/2014 - .Almería - La necesidad del cambio


01/12/2014 - .Almería - La elasticidad del gobernante, según su interés


30/11/2014 - .Almería - ZAMBOMBAS Y PANDERETAS


30/11/2014 - .Almería - MOMENTOS DE LA ESPAÑA CAÑÍ




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h